Home > Cine > Homenaje a Yasujiro Ozu

Homenaje a Yasujiro Ozu

[tabs titles=”Ficha técnica”][tab]

Una familia de Tokio (2013) - Yôji YamadaTítulo: Una familia de Tokio

Director: Yôji Yamada

Guión: Yôji Yamada y Emiko Hiramatsu

Producción: Kazutaka Akimoto, Hiroshi Fukazawa y Takashi Yajima

Banda sonora: Joe Hisaishi

Reparto: Isao Hashizume (Shukichi Hirayama); Kazuko Toshiyuki (Tomiko Hirayama), Satoshi Tsumabuki (Shôji); Yû Aoi (Noriko Mamiya); Mashaiko Nishimura (Doctor Koichi Hirayama); Tomoko Nakajima (peluquera Shigeko Hirayama);

Duración: 146 minutos

País: Japón

Año: 2013

Distribuye: A Contracorriente Films

[/tab][/tabs]

Germán Esteban Espinosa

El cine costumbrista japonés tardó décadas en llegar a España. Primero tuvo que tener éxito internacional Akira Kurosawa, el gran maestro de la épica shakespeareana, para que desde Europa creciera nuestro interés por Japón, y descubriéramos directores como Kenji Mizoguchi o Yasujiro Ozu. Esta película es un remake que homenajea el 50 aniversario del estreno de Cuentos de Tokio, una de las cintas niponas de Ozu más celebrada por la crítica internacional, que opone el cambio generacional de una pareja de ancianos que va a visitar a sus hijos a la gran ciudad de Tokio.

La nueva película, que se estrena tras alzarse con la Espiga de Oro en la Seminci Vallisoletana, pone de manifiesto el contraste entre la pausada y tranquila vida rural y el estrés y la sociedad líquida imperantes en la gran ciudad, contexto que sirve para desarrollar de un modo costumbrista los temas de la traición y el reencuentro con el hijo pródigo, tan trabajados en El Rey Lear, famosa tragedia del dramaturgo inglés. Es, por así decirlo, el equivalente costumbrista actual y suavizado a la epopeya espectacular Ran.

Una familia de Tokio (2013) - Kazuko Toshiyuki - Satoshi Tsumabaki - fotograma

La mayor fuerza interpretativa recae en la auténtica matriarca de la familia, la abuela Tomiko, interpretada soberbiamente por Kazuko Toshiyuki; y en menor medida en el abuelo cascarrabias Shukichi Hirayama (Isao Hashizume). Ambos conservan ese talento que hace grades a los actores japoneses, que demuestra su gran dominio de la expresión oral y la contención que marca su actuación. También destaca el hijo pródigo, Satoshi Tsumabaki.

Se dice del cine japonés y el oriental en general, que tiene un estilo tan pausado que permite ver el crecimiento de la hierba. Este tópico no es del todo erróneo. De hecho, en sus más de dos horas de duración, la acción avanza a un ritmo lento y pausado, no apto para los que busquen entretenimiento rápido, sino más bien indicado para los amantes del arte contemplativo, de las historias pequeñas pero de gran trasfondo existencial que van evolucionando gradualmente, con un guión sólido que deja ver las sorpresa del argumento mediante la inclusión muy ligera de ciertos detalles y gestos de los intérpretes.

El director tiene el buen gusto de evitar el cotilleo y dejar a los protagonistas su propio espacio íntimo, de manera que parece que la cámara solo nos muestra su vida si recibe el permiso implícito previo de los protagonistas. Esto se ve muy claramente al comienzo de la cinta, cuando la pareja de abuelos están preparándose para dormir, siendo grabados por la cámara desde fuera de la habitación. Justo antes de desnudarse, el patriarca de la familia corre su puerta, dejándonos a los espectadores a oscuras y marcando una frontera entre lo que podemos ver y lo que nos está vedado.

Una familia de Tokio (2013) - Kazuko Toshiyuki - Satoshi Tsumabaki - Isao Hashizume - Mashaiko Nishimura - familia comiendo

La trama se complementa con una excelente labor de iluminación, que culmina con una presentación final de los títulos de crédito que llama poderosamente la atención, ya que van cambiando el color del fondo según avanzan los nombres. De un paisaje como imagen final se filma el cielo, que se funde en azul, color sobre el que comienzan a aparecer los títulos; para luego pasar al rojo, al amarillo y de vuelta al rojo. Después es el negro quien aparece para, de nuevo, volver al rojo. Es una apuesta interesante para los que quieran ver una muestra de cine intimista japonés, un retrato de costumbres de un país muy alejado tanto geográficamente como culturalmente de nosotros.

[toggle title=”Dato cinéfilo“]Los lectores podrán leer en breve un análisis de la película original en la que se basa esta producción en Hombre en Camino. Los que estén interesados, fue remasterizada en DVD recientemente por la distribuidora A Contracorriente Films, por lo que puede ser encontrada en los principales puntos de distribución.[/toggle]

Continúa el camino...
assassins creed
Assassin’s Creed: tan mala que parece una parodia del videojuego
Superman Tierra Uno Vol 2. Brillos y efectos espectaculares
Superman Tierra uno Vol 1: La actualización del mito
Ahora me ves 2
Ahora me ves 2: Magia y diversión aseguradas de nuevo

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar