Home > Cine > Fantástica aventura y denuncia de la corrupción brasileña

Fantástica aventura y denuncia de la corrupción brasileña

[tabs titles=”Ficha técnica”][tab]
Trash Ladrones de esperanza (2014) - Stephen Daldry - Germán Esteban Espinosa

Título: Trash, ladrones de esperanza

Director: Stephen Daldry

Guión: Richard Curtis. Novela de Andy Mulligan

Producción: Tim Bevan, Eric Fellner, Kris Thykier

Dirección de fotografía: Adriano Goldman

Banda Sonora: Antonio Pinto

Reparto: Rickson Tévez (Raphael); André Ramiro (Marco); Rooney Mara (Olivia); Martin Sheen (Padre Julliard); Selton Mello (Federico); Wagner Mura (José Angelo); André Ramiro (Rato); Gabriel Weinstein (Rata)

Duración: 115 minutos

País: Reino Unido y Brasil

Año: 2014

Distribuye: Universal

[/tab][/tabs]

 

Germán Esteban Espinosa


El director de Billy Elliot se alía con el guionista y director de Love Actually (2003) y Una cuestión de tiempo (2013) para ofrecernos una brutal crítica a la corrupción policial de Río de Janeiro. La película toma la premisa dramática del viaje del héroe protagonizada por un niño de las favelas que encuentra por accidente una agenda; ese descubrimiento catapultará a sus compañeros a una aventura peligrosa que cambiará sus vidas.

No podemos olvidarnos, al ver la película, de la gran obra maestra de Danny Boyle Slumdog Millionaire (2008), ya que Trash, sin ser tan potente como la otra, sí tiene ciertos parecidos. Ambas denuncian la pobreza y condiciones de vida de los niños huérfanos de países como India o Brasil, y ambas poseen una fotografía y una banda sonora impresionantes.

La estética visual de la cinta es sobresaliente. Aunque muchas de las escenas se desarrollan de noche, el público disfrutará de colores vivos y mágicos, pudiendo percibir la imagen con total nitidez, gracias a un trabajo de cámara que no molesta con su vibración y a un ritmo de planos que no saca al espectador de la película, sino que potencia la acción. Ya pudimos apreciar el buen trabajo del director de fotografía, Adriano Goldman, en 360: Juego de destinos (2011).

Trash Ladrones de esperanza (2014) - Stephen Daldry - Rickson Tévez - Germán Esteban Espinosa

La banda sonora es espectacular y constante. Empieza casi al comienzo de la película y continúa hasta el final de los créditos. Pocos son los minutos en los que no hay música, ya sea de samba, samba remix, rap o africana. La música llena y completa la película, y añade información sobre el rol de cada personaje en la trama. Cuando al principio, de repente, la banda sonora se vuelve estridente justo cuando aparecen unos coches de policía, se está informando claramente al público de que el mal estará personificado por los supuestos guardianes de la ley.

Aunque casi siempre la música busca potenciar la emoción, posee una nota discordante en una de las escenas más tensas de la película, con una melodía clásica y relajante que suena mientras se tortura a uno de los protagonistas. No obstante, no se muestra nada realmente desagradable, salvo la transmisión de la angustia y la impotencia, potenciadas por el efecto disonante de la música clásica que sale del coche de uno de los antagonistas principales.

La elección de montar la película con planos insertos de los protagonistas hablando a cámara, al estilo de los capítulos de la serie Modern Family, ayuda a que el público sintonice con los protagonistas y se añadan notas de humor a la trama; además de demostrar el cuidado trabajo de montaje y edición que posee esta película.

Trash Ladrones de esperanza (2014) - Stephen Daldry - Rickson Tévez -Wagner Moura- Germán Esteban Espinosa

El reparto es sensacional, sobre todo los jóvenes protagonistas, encabezados por Rickson Tévez en su primer papel como actor. La falta de información sobre los protagonistas nos hace pensar en que posiblemente sean niños de los barrios pobres de Brasil, igual que sucedía con algunos de los protagonistas de Slumdog Millionaire. Sin duda, su trabajo es igual de bueno, siendo capaces de mantenerse dentro de su personaje y asombrar a los espectadores con su actuación.

Martin Sheen es espléndido, y Rooney Mara está correcta en su papel de monja. Martin Sheen demuestra una gran habilidad para hablar la rítmica lengua de los brasileños, mientras lucha por hacer la dura vida de los trabajadores del basurero un poquito más agradable. La película saca a relucir el importante trabajo de los misioneros en países como Brasil, y el peligro al que están sometidos por ser una molestia para el gobierno local.

Con Trash, el guionista Richard Curtis da un vuelco a su carrera, dejando de lado su especialidad en las comedias románticas para centrarse en una producción de aventuras y denuncia social que nada tiene que ver con su anterior producción. No obstante, el guión es completamente sólido. Trash es una sorprendente película que no tiene nada que ver con la empalagosa y redicha denuncia social que anuncia el tráiler, sino con una aventura intrépida y constante, profundamente estética y apuntada por una potentísima banda sonora, que tiene la denuncia como telón de fondo, consiguiendo la máxima efectividad en su mensaje por resultar muy entretenida para el público. Esto sí es cine de autor, y no las excentricidades de los directores onanistas del cine autoproclamado “indie”.

Trash Ladrones de esperanza (2014) - Stephen Daldry - Rickson Tévez - primer plano - Germán Esteban Espinosa

La película se presentó como clausura del Festival de Río, lo que no deja de sorprender, ya que pone a caer de un burro a la policía de Río de Janeiro, y llama a la revolución contra la corrupción que parece impregnar a buena parte de la clase política y a la policía, que no tiene reparos en tomarse todas las licencias necesarias para conseguir su lucro personal y la obtención de amigos poderosos. También merece la pena destacar la crítica subliminal que hace contra el pasado mundial de fútbol.

Es sin duda la película de la semana. El espectador se encontrará ante una producción sobresaliente, llena de una fotografía y una música impresionantes, anudadas por un trabajo elaborado de montaje y unas interpretaciones magníficas, al menos en la versión original. Trash es la cara opuesta al opulento espectáculo del mundial de fútbol; demuestra la fealdad y miseria de Brasil, pero sin caer en depresivos ni pretenciosos discursos buenistas.

[toggle title=”Dato cinéfilo“]Los productores Tim Bevan y Eric Fellner están comenzando a ser unos habituales de Hombre en camino. Los lectores pueden leer otras críticas de películas producidas por ellos, tales como Una cuestión de tiempo (2013), Les doy un año o Bienvenidos al fin del mundo (2013).[/toggle]

Continúa el camino...
assassins creed
Assassin’s Creed: tan mala que parece una parodia del videojuego
Superman Tierra Uno Vol 2. Brillos y efectos espectaculares
Superman Tierra uno Vol 1: La actualización del mito
Ahora me ves 2
Ahora me ves 2: Magia y diversión aseguradas de nuevo

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar