Home > Cine > Et in Hawai ego

Et in Hawai ego

Fernando Bonete Vizcaino

¿Qué secretos esconde la vida? ¿Qué esperanzas, qué sueños, alberga el corazón de cada uno de nosotros? ¿Es posible comprender las acciones que guiaron los deseos de una persona? ¿Qué magia guarda Los descendientes que es capaz de responder a la pregunta de la vida con una toma y una frase: cenizas, “supongo que eso es todo”?

La muerte nos espera en cada rincón, hasta en Hawai, en la Arcadia misma; desentrañar sus misterios, descubrir cada una de las aparentes imperfecciones de una vida que se va, es también realizar un viaje interior para tomar conciencia del propio destino errático al que nos vemos abocados sin solución. La muerte de una madre que se hace eco de su paradoja y vuelve a dar a luz a su familia. La resurrección de un padre ausente que vuelve a tomar la rienda de sus responsabilidades, que en la búsqueda de la verdad que guió a su mujer encuentra la suya propia y es capaz finalmente de comprender la insignificancia de nuestros actos, de nuestra propia existencia, y ofrecer perdón y amor.

Los descendientes encandila, nos hace suyos, pues no somos más que otro eslabón de la cadena, una vida humana más de las infinitas que nos precedieron y que nos seguirán. Nos hace partícipes de su mensaje, de que lo único por lo que merece la pena vivir es darnos al otro, con todo lo que representa: “mi amor, mi amiga, mi dolor, mi felicidad”. Matt King entiende al fin la imposibilidad de juzgar una vez comprende la inmensidad que se esconde tras nuestras decisiones y los designios que nos depara el futuro. Es el mensaje más universal; lleva vigente 2012 años.

Magníficas las interpretaciones. Se ha hablado mucho de Clooney por ser esta quizás la primera gran actuación de su dilatada carrera (la calidad de sus realismo emotivo es inmensa), pero toda la plantilla juega un papel excepcional. Fantásticos encuadres fotográficos de Hawai, con tomas directas y contextuales que nos sumergen en las aguas límpidas de las islas y nos adentran en su naturaleza, cumpliendo así con la función de obligarnos a salir, un instante más, de nosotros mismos. Un trabajo magistral de Alexander Payne.

_________________
– Otras críticas en la sección Cine.

Continúa el camino...
Nolan, el pintor de batallas
«Barry Seal», un traficante a medida de su contexto
Ignacio de Loyola: guerrero al servicio del Señor
Breve historia de todos los que han vivido: la genética que nos une

11 Responses

  1. Lo siento, pero no me ha gustado. No creo que sea una mala pelicula, pero tampoco una buena con algo nuevo, extraordinario para nos presentear. Me parece, incluso, bastante ingenua. Los personages son desinteresantes, estereotipicos y el argumento monotono y banal. No obstante, creo que llegará a ganar oscares

    1. La verdad es que yo no he podido encontrar una película igual en toda la filmografía que he visto; no puedo decir que los papeles representados me recuerden actuaciones anteriores de largometraje alguno, por lo que no consigo comprender que sean poco interesantes y estereotipados. Hasta la ausencia del padre, un tema repetido hasta la saciedad en el cine posmoderno, tiene aquí solución, algo que muy pocas ocasiones tenemos la oportunidad de contemplar. Además, la perspectiva sencilla y llevadera, natural, que adopta el desarrollo de la película me parece totalmente novedosa. Sigo manteniendo que, entre el cine que haya podido ver, no hay una propuesta con la magia de “Los descendientes”.

  2. Aunque no haya conseguido encontrar otra pelicula con una trama parecida, lo que me parece bastante familiar es el hecho de que hay un problema familiar de dimensiones desproporcionales, a veces absurdos hasta la risa (sobretodo en la relación del padre con la hija mayor) que en el final aparentan estar resueltos por el simple hecho de que hayan compartido una experiencia. La escena final, de los 3 comiendo cereales mirando programas sobre animales (representando un momento harmónico en familia, reconstituídos a pós el caos inicial) resulta bien como un mensaje pero no tiene cualquier credibilidad en cuanto descripción de una situación real. Me imagino que algunos dias después las chicas vuelvan a su actividad, la mayor vuelva a estar con sus amigos idiotas (Sid, por ejemplo, personaje absurdo con un contributo para la union de la familia que igualmente me parece inverosímil. Dudo que un padre normal si absteniera de hacer juícios y aceptar tanta estupidez tan facilmente) y a tener sus propios problemas y rasgos de personalidad (que subitamente han desaparecido?) de adolescente revoltada. En una situación como la muerte de la madre es normal que durante algun tiempo la familia haga un esfuerzo de unión y entreayuda, pero es ingenuo creer que las cosas están mejores que antes y que incluso será más fácil lidar con los problemas familiares. El humor de la pelicula, puramente circumstancial, igualmente me ha parecido bastante fraco.

  3. Es que partimos de la base, como bien indicas, de que la situación primera es totalmente anormal para una familia. El proceso de dolor que atraviesan tras la muerte de la madre les hace notar que es imprescindible la unión de todos para afrontarlo. Y precisamente esa transformación les lleva a un estado natural de equilibrio para los tres que les hace ser una familia normal. Una vez llegados a este punto de equilibrio es más difícil que se vuelva a quebrar el espíritu de amor, por eso siento que es creíble.

    El punto melodramático, con el humor sutil de algunas escenas, me ha encantado, aunque eso sí es cuestión de gustos totalmente. Reconozco, eso sí, que la figura del joven a lo “border line” si que rompe un poco los esquemas y tal vez no esté del todo bien tratada por no acabar de integrarse en el contexto general.

    En cualquier caso me alegro de que no coincidamos. Quizás me haya excedido en valorar positivamente la película. Dejaré pasar un tiempo y la volveré a ver para reconsiderar mi opinión. ¡Gracias de nuevo Joao por tu contrapunto!

  4. Es que partimos de la base, como bien indicas, de que la situación primera es totalmente anormal para una familia. El proceso de dolor que atraviesan tras la muerte de la madre les hace notar que es imprescindible la unión de todos para afrontarlo. Y precisamente esa transformación les lleva a un estado natural de equilibrio para los tres que les hace ser una familia normal. Una vez llegados a este punto de equilibrio es más difícil que se vuelva a quebrar el espíritu de amor, por eso siento que es creíble.

    El punto melodramático, con el humor sutil de algunas escenas, me ha encantado, aunque eso sí es cuestión de gustos totalmente. Reconozco, eso sí, que la figura del joven a lo “border line” si que rompe un poco los esquemas y tal vez no esté del todo bien tratada por no acabar de integrarse en el contexto general.

    En cualquier caso me alegro de que no coincidamos. Quizás me haya excedido en valorar positivamente la película. Dejaré pasar un tiempo y la volveré a ver para reconsiderar mi opinión. ¡Gracias de nuevo Joao por tu contrapunto!

  5. Hay una pelicula con una estructura muy parecida que me encanta, pero a lo mejor ya la conoces. Hay muchos rasgos de realización y ambientación parecidos a esta, aunque la trama siga el rumo inverso y ni siquiera empiece del mismo punto: American Beauty, de Sam Mendes, con Kevin Spacey. Que peliculón!

  6. Hay una pelicula con una estructura muy parecida que me encanta, pero a lo mejor ya la conoces. Hay muchos rasgos de realización y ambientación parecidos a esta, aunque la trama siga el rumo inverso y ni siquiera empiece del mismo punto: American Beauty, de Sam Mendes, con Kevin Spacey. Que peliculón!

  7. Yo

    Puede que no esté a la altura de esta, pero como película para sobre el perdón me parece indispensable “Pena de muerte”. Tópicos aparte, la recomendaría a cualquier persona dispuesta a vencer la indignación y a atreverse mirar desde el otro lado.

  8. Yo

    Puede que no esté a la altura de esta, pero como película para sobre el perdón me parece indispensable “Pena de muerte”. Tópicos aparte, la recomendaría a cualquier persona dispuesta a vencer la indignación y a atreverse mirar desde el otro lado.

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar