Home > Cine > En defensa del buen periodismo

En defensa del buen periodismo

[tabs titles=”Ficha técnica”][tab]

"El quinto poder" (2013) - Bill CondonTítulo: El quinto poder

Director: Bill Condon

Guión: Josh Singer. Daniel Domscheit-Berg (Libro 1); David Leigh y Luke Harding (Libro II)

Producción: Steve Golin, Michael Sugar

Dirección de fotografía: Tobías A. Schliessler

Montaje: Virgina Katz

Reparto: Daniel Brühl (Dabiel Berg); Michael Cumberbatch (Julian Assange), Stanley Tucci (James Boswell)

Duración: 128 minutos

País: Estados Unidos, Bélgica

Año: 2013

Distribuye: Tripictures

[/tab][/tabs]

Germán Esteban Espinosa

Nos llega una nueva entrega de lo que dentro de unos años y tras una tesis doctoral, por el proceso de generificación descrito por Rick Altman, se convertirá en el “cine periodístico”. Se tratará de un cine histórico que destacará por retratar la actualidad periodística, como ya hizo Kathryn Bigelow en La noche más oscura (2012). Para construir el argumento de El quinto poder, el guionista se basa en dos libros de colaboradores del exiliado Julián Assange, con lo que consigue no caer en el sensacionalismo pueril, sino que transmite de forma madura la realidad, con una fuerte crítica al mal periodismo del creador de Wikileaks y una defensa del buen hacer del periodista tradicional.

La película comienza con una prometedora introducción visual que combina trazos cibernéticos con cientos de fragmentos de noticias televisivas, con lo que nos introduce en el mundo globalizado de la información en el que vivimos. Después nos presenta al auténtico protagonista de la cinta, Daniel Berg, con un potente ritmo de Drum & Bass que por desgracia queda en el olvido durante el resto del metraje.

El primer gran acierto de la película es no situar como protagonista a Assange, sino a su socio. De esta manera se establece una distancia significativa entre el público y el creador de Wikileaks, de manera que el espectador solo simpatizará con él a través de las vivencias del propio personaje. De este modo Assange se convierte durante casi todo el metraje más en un símbolo, ídolo o idea, que en una persona. De esta manera el director nos muestra la progresiva evolución y descubrimiento de la ética del canoso gurú a través del crecimiento y de la maduración personal del protagonista.

Los protagonistas del filme

La cinta se preocupa en todo momento de transmitir una estética informática, con el continuo uso de transiciones que no consiguen mostrar bien el paso del tiempo, y que pueden llegar a dar dolor de cabeza por su cansino y repetitivo uso. No obstante, consigue grandes méritos, como la introducción de figuras retóricas poéticas en el filme.

La acción se estanca a la hora de película y no recupera su ritmo hasta los 90 minutos. Este parón en la energía narrativa es perfecto para reflexionar sobre los numerosos recursos estilísticos del metraje. El cine es un modo de comunicación, que al igual que la literatura, utiliza un mensaje que espera a ser descodificado por el destinatario del mismo, ya sea un lector o un espectador. Tal como demuestra este largometraje, se pueden pasar perfectamente unas figuras retóricas de un medio al otro. El ejemplo más claro lo tenemos en las metáforas visuales que el realizador utiliza para mostrar Internet mediante una oficina de extensión infinita y varios puestos de ordenadores. También se aprecia un apóstrofe cuando el protagonista habla de Assange viéndolo sin estar él presente. La película da pie a reflexionar sobre la verdad o falsedad del clásico modelo comunicacional del cine.

El epílogo con entrevistas a Assange interpretado por Cumberbatch subraya el carácter intertextual y experimental de la cinta. Cumberbatch está de nuevo excelente, con una dicción de lo más extraña que busca imitar el modo de hablar del propio Assange. Está claro que el joven actor es uno de los nuevos tesoros de la cinematografía inglesa, tras su salto a la fama gracias a la serie Sherlock.

Julian Assange en la ficción

La película deja claro que el periodismo digital en forma de portales de noticias es el fin del buen hacer periodístico. El periodismo no consiste en tomar los datos que se reciben de agencias o confidentes y volcarlos de golpe en la red, cambiando alguna palabra. El buen profesional selecciona la investigación. Bucea en densos y amplísimos sumarios, informes y estadísticas para elaborar una información clara y precisa que pueda interesar al lector. También selecciona y esconde aquello que pueda poner en peligro la vida humana, hecho muy ferozmente criticado en la reciente Asalto al poder.

Los que teman ver un producto sensacionalista y progre pueden estar tranquilos; la línea editorial del filme está muy alejada de ese punto de vista. No obstante, lo cierto es que resulta demasiado larga, aunque es muy interesante visualmente y sirve de repaso para conocer en profundidad una historia reciente que a muchos pasó desapercibida, además de incitar a reflexionar sobre cómo la disonancia cognitiva es tan fuerte y el caos informativo está tan sobresaturado, que cualquier información chocante tarda muy poco tiempo en caer en el olvido.

[toggle title=”Dato cinéfilo“]Parece que tanto el director como la montadora han querido resarcirse del bochornoso espectáculo que dieron dirigiendo y recortando las dos partes de la última entrega de la repugnante Saga Crepúsculo. La productora, pese a llamarse “Anonymous”, no tiene nada que ver con el movimiento de hackers que está tan de moda en nuestros días, ya que lleva operativa desde 1984 (fantástica casualidad orwelliana), y ha invertido en producciones tan geniales como Sleepers (1996), The Game (1997), Cómo ser John Málkovich (2000) o la sorprendentemente fantástica Persiguiendo a Betty (1999).[/toggle]

Continúa el camino...
assassins creed
Assassin’s Creed: tan mala que parece una parodia del videojuego
Superman Tierra Uno Vol 2. Brillos y efectos espectaculares
Superman Tierra uno Vol 1: La actualización del mito
Ahora me ves 2
Ahora me ves 2: Magia y diversión aseguradas de nuevo

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar