Home > Cine > En apatía: secuelas del odio

En apatía: secuelas del odio

[tabs titles=”Ficha técnica”][tab]"En apatía" (2013) - Joel Arellanes Durán

Título: En apatía: Secuelas del odio

Director: Joel Arellanes Durán

Guión: Joel Arellanes Durán

Producción: Mateo Guerrero Alba

Dirección de fotografía: Joel Arellanes Durán

Música: Javier Gómez Gómez

Reparto: Álvaro Díaz (Marcos) , Christian Casas (Víctor) , Bárbara de Lema (Lucía) , Lucía Ramos (Laura)

Duración: 92 minutos

País: España

Año: 2013

Distribuye: Intmed Films

[/tab][/tabs]

Clara Reynés


Lo primero que vamos a hacer es explicar por qué esta crítica en concreto no tiene en apariencia titular. Bien; no lo tiene porque el propio título del filme lo brinda: es la secuela del odio. El origen del mal en cualquier espectador o sala de cine. La pesadilla de cualquier distribuidor, de cualquier cinéfilo, cinéfago, de cualquier persona o ente humano con cerebro, emociones y sexo.

En segundo lugar, habría que aclararle al director y guionista lo que significa la palabra apatía. No queremos ser pedantes, pero lo vamos a ser. Apatía viene de pathos,, sentimiento; de ahí viene empatía, o apatía. La apatía es, pues, la ausencia de sentimientos. El protagonista del largometraje, supuestamente apático, se pasa toda la película repitiendo y gritando a los cuatro vientos que está muy rabioso, que odia a todo el mundo. No hay más que añadir a este respecto. Hablemos con propiedad, por lo menos.

Como espectadores, sabemos que es difícil hacer llorar a un personaje dentro de plano (siempre hablando de cine) y que quede bien. Otra cosa sería hacer un llanto contenido, o una escena muy dramática. Y una muy distinta, la maravilla excepcional que nos brinda En apatía:  secuelas del odio; hacer alrededor de una docena de planos así. Los contamos y llegaron a ser doce veces las que lloraron actores dentro de plano sin mucha justificación. Flaco favor al reparto. Hay incluso planos de localización que muestran barullo de ciudad metidos con calzador dentro de un diálogo.

En apatía (2013) - Joel Arellanes Durán - Christian Casas

Aún no hemos pasado del título. Si empezamos a hacer un decálogo de los males técnicos de la película, tendremos un gran ejemplo de lo que no se debe hacer. El recurso de situar una localización a través de un plano general de la ciudad o del campo está bien para un teledrama, o una sitcom, o incluso en cine es aceptable. Lo que no es sostenible es repetir este recurso cada vez que se cambia de escena, hasta provocar carcajadas en la sala de cine.

Los personajes funcionan como peones, se mueven sin ningún tipo de sentido, a trompicones. Por amor de Dios, no son personajes, ni siquiera merecen ser llamados personajes planos. Es una pena, porque el reparto no parecía malo. En cuanto a los desmadres del guión, sólo mencionar que de repente en el tercer acto hay un extrañísimo giro incomprensiblemente blasfemo para los creyentes e irrisorio para los ateos. Hasta los misioneros de los tiempos colonialistas tenían que tener más clase para cazar adeptos que este guión.

En apatía (2013) - Joel Arellanes Durán - Barbara de lema

Respecto a los desaciertos de la banda sonora y del sonido en general, van acordes con el resto de lo anteriormente mencionado: mucha música o hilo musical melodramático y ruidos ambientales que invaden los diálogos sin razón alguna. No merece la pena profundizar más en unos aspectos formales que dejan tanto que desear.

Realmente, este autor es un gran genio. Ha conseguido ilustrar por completo su título, si bien no en el filme, sí en la reacción que este provoca. Nunca habíamos visto una genialidad así en taquilla. Sin más, les recomendamos fervientemente que vean En apatía: secuelas del odio para evaluar a qué punto estamos llegando.

[toggle title=”Dato cinéfilo“]Mención honorífica en el Festival Internacional de Cine de Hermosillo.[/toggle]

Continúa el camino...
Entrevista a Francesca Archibugi
Una de sustos
Lazos de sangre, un buen remake
“Cautivos”, una piedra sin pulir

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar