Home > Cine > El talento de los satélites

El talento de los satélites

[tabs titles=”Ficha técnica”][tab]

A veinte pasos de la fama (2013) - Morgan NevilleTítulo: A veinte pasos de la fama

Director: Morgan Neville

Producción: Gil Friesen, Morga Neville, Caitrin Rogers

Dirección de fotografía: Nicola Marsh, Graham Willoughby

Participantes: Darlene Love, Merry Clayton, Lisa Fischer, Judith Hill, Mabel John, Claudia Lennear, Táta Vega, The Waters Family, Lou Adler, Stevvi Alexander, Patti Austin, Chris Botti, Sheryl Crow, Mick Jagger, Bette Midler, Bette

Duración: 91 minutos

País: Estados Unidos

Año: 2013

Distribuye: Acontracorriente films

[/tab][/tabs]

Clara Reynés
@ClaraDenit_

Mi vida ha consistido siempre en exprimir al máximo el talento con el que nací

A veinte pasos de la fama es un documental musical sobre las cantantes coristas de grandes estrellas como Tina Turner, Sting, Ray Charles o Joe Cocker, entre otras. Desde un punto de vista técnico, está realizada de una manera más que aceptable, por no decir ejemplar; lo mismo ocurre si tenemos en cuenta su aspecto narrativo. Esto no nos resulta extraño ni sorprendente, teniendo en cuenta que es una película de Morgan Neville. Desde hace más de quince años, Neville y su equipo han dado a luz grandes filmes sobre la cultura musical del siglo XX (en torno a las grandes figuras que lo conformaron); ganador de un Emmy y candidato a tres Grammys, en 1999 fundó Tremolo Films (su productora) que hoy por hoy es considerada como una de los referentes en cuanto a la realización de documentales musicales.

A veinte pasos de la fama (2013) - Morgan Neville - Merry Clayton - Clara Reynés

Francamente, después de ver este metraje,  no podemos dejar de sumarnos al apoyo total que ha recibido por parte de la prensa especializada en EEUU: es “inspirador”, “irresistible”, “transcendente”, “emocionante”, y “cautivador”. Tampoco podemos dejar de aplaudir su éxito en taquilla: con sólo un centenar y medio de copias, ha conseguido recaudar en EE.UU. 4,7 millones de dólares. Teniendo en cuenta que en 2013 la película más comercial (entendiendo por esto la que más recaudó en taquilla), fue El Hobbit, con 17 millones, los números de A veinte pasos de la fama nos parecen de todo menos desdeñables. No es nada fácil, actualmente, recaudar cinco millones de dólares en taquilla; pero esto resulta mucho más difícil si se trata de un documental. Sin embargo, ¿Es el éxito comercial lo que convierte a A veinte pasos de la fama en una buena película? No. No desde la perspectiva que nos interesa abordar.

A través de entrevistas a varias protagonistas y a numerosas estrellas, y videos de archivo sobre giras o actuaciones, este largometraje nos hace ponernos en la piel de las grandes cantantes coristas afroamericanas: una piel agridulce. Su posición profesional les permitió cantar ante millones de personas, grabar discos, seguir su vocación y hacer uso de su don.

Todas ellas tienen unas voces espectaculares; sin embargo, esa misma postura las obliga asimismo a ser el eco,  el apoyo, a olvidarse de su identidad individual y ceder su talento a una identidad coral. Su profesión se llega a definir a nivel físico en los escenarios: generalmente detrás,  separadas del foco de luz, y pendientes de la estrella.

A veinte pasos de la fama (2014) - Mick Jagger - Claudia Lennear - Clara Reynés

Este documental les permite, por una  vez, ser el foco de atención. Les otorga la oportunidad de brillar, de contar su historia, de hacer que sus voces se escuchen de manera independiente.

Es quizá este uno de los aspectos del filme – el ideológico y su consiguiente focalización- el que más nos incita a alabarlo: en una sociedad capitalista y competitiva, dónde se nos incita a una individualización cada vez más incoherente con nuestra propia naturaleza social, vemos un filme en el que se reivindica, en cierto modo, la importancia de los que apoyan, de los segundos de a bordo, en su función de satélites sin nombre. De hecho,  no sólo su importancia, si no su obligatoria necesidad; porque, como bien dice uno de los entrevistados (no desvelaremos cual), ¿Qué hubiera sido de grandes temas como “What would I say”, de Ray Charles, sin las contestaciones corales?

[toggle title=”Dato cinéfilo“]“I felt like if I just gave my heart to what I was doing I would automatically be a star.”: (“Sentí que con solo poner todo mi corazón en lo que estaba haciendo, automáticamente sería una estrella”). Esta es una de las premisas del filme, que es verbalizada por una de sus protagonistas de manera espontánea. Se perfila como un buen candidato al Oscar a Mejor Documental.[/toggle]

Continúa el camino...
Entrevista a Francesca Archibugi
Una de sustos
Lazos de sangre, un buen remake
“Cautivos”, una piedra sin pulir

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar