Home > Cine > El cuento de la princesa Kaguya: Un hermoso cuento artesanal

El cuento de la princesa Kaguya: Un hermoso cuento artesanal

El cuento de la princesa Kaguya

Crítica de cine: El cuento de la princesa Kaguya

Ficha técnica

El cuento de la princesa KaguyaTítulo: El cuento de la princesa Kaguya

Director: Isao Takahata,

Guión: Isao Takahata, Riko Sakaguchi

Producción: Yoshiaki Nishimura, Seiichirô Ujiie

Música: Joe Hisaichi 

Reparto: Cloë Grace Moretz (Princesa Kaguya), James Caan (Cortador de bambú), Mary Steenburgen (Mujer del cortador de bambú), Darren Criss (Sutemaru), Lucy Liu (Lady Sagami)

Duración: 137  minutos

País: Japón

Año: 2013

Distribuye: Vértigo Films

Gonzalo Rodríguez Blanco


El nombre de Isao Takahata quizás no diga nada a quien no esté familiarizado con el mundo del anime, y puede que tampoco le suene La tumba de las luciérnagas (1988), una de las grandes películas de este director. Sin embargo, quizás con otro nombre, el del gran Hayao Miyazaki, autor de la oscarizada obra maestra El viaje de Chihiro (2001), ya se empiece a asociar estos nombres con grandes animaciones japonesas.  De hecho, Hayao Miyazaki e Isao Takahata fundaron los estudios Ghibli en junio de 1985. Estos estudios han producido desde entonces 22 películas y se han convertido en un referente a nivel mundial, marcando un antes y un después en la historia de la animación.

En nuestro país fueron Mazinger Z, Marco, la abeja Maya, y Heidi los que nos acercaron esta cultura del anime (animación) en los años 70. Pero no sería hasta los 80 cuando la fiebre del anime estalló con Kakarot, más conocido por el nombre que su abuelo adoptivo le dio, Goku, junto a Oliver y Benji, Los caballeros del Zodiaco y Ranma.

En esta ocasión, el gran maestro Isao Takahata lleva a la gran pantalla una bella y mágica historia del siglo X, la del cortador de bambú, la cual es uno de los cuentos folclóricos en prosa más antiguos de Japón.

El cuento de la princesa Kaguya
El cuento de la princesa Kaguya (2013) – Isao Takahata – Princesa Kaguya – Lady Sagami

El cuento ofrece una serie de características y rasgos comunes con los que cuentan un gran número de animes. Multitud de valores humanos y sentimientos alegres, tristes de dolor, o de esperanza. La tristeza es un rasgo de estas historias que logra agitar el interior mezclándolo con inusitados signos de alegría y de expresividad brutales, como lo es la carrera de Kaguya huyendo de todo y de todos mientras los pliegos de sus ropajes nos atrapan en sus emociones.

Isao nos muestra un mundo lleno de metáforas que el espectador deberá descubrir. Se habla de cualidades y valores humanos. Se dan lecciones, a pesar de sus elementos fantasiosos y mágicos, de la vida real que calarán en lo más hondo de todos. De esta manera conviene recordar el sacrificio de Goku en la batalla contra Célula para salvar a la humanidad. Dar la vida por los demás es el mayor sacrificio y acto de amor que el ser humano puede cometer y Goku se lo enseñó a millones de personas. Un anime enseñó qué es el amor. Por ello, en cualquier anime, y también en El cuento de la princesa Kaguya, todo es posible.

En relación a esto, hay que mencionar que los finales no son como los que se suelen ver en las películas de animación de Disney. En estas películas de la compañía del ratón los finales son siempre felices, a pesar de múltiples penurias que puedan vivir sus protagonistas. En los anime, sin decir que son tristes, puede pasar de todo. Hacen lo que quieren los directores sin atender a clichés ni a finales típicos. Cada película es una aventura en sí misma.

El cuento de la princesa Kaguya
El cuento de la princesa Kaguya (2013) – Isao Takahata – Princesa Kaguya 2

Uno de los puntos más importantes del filme es cómo se ha dibujado el cuento. El largometraje visualmente es espectacular. El dibujo de Isao es más impresionista que en otras producciones. Se dibujó cuadro a cuadro cada escena con un peculiar estilo. Así pues, en cada dibujo no se puede encontrar otra cosa sino hermosura. De hecho, en ciertas ocasiones no parece una película. Sería más certero calificarla como un hermoso lienzo o un encantador libro de acuarelas. El trazado del lápiz en los ropajes y contornos de los personajes indican que no es una película de animación típica, sino más bien un grandioso trabajo artesanal.

Por otra parte, la técnica del dibujo no muestra grandes detalles y se dedica una gran parte del mismo a esbozos fascinantes. También hay que destacar que el estilo es cambiante. Muestra en parte las emociones que tienen los personajes de una manera muy sutil. Esta característica se puede observar en detalle cuando Kaguya huye. El dibujo se vuelve más violento, rápido e impredecible, aflorando los sentimientos de la joven princesa.

Otro aspecto a destacar es la banda sonora que acompaña al filme. La Música de Joe Hisaichi, como ya se pudo comprobar en El castillo ambulante (2004) o en El viaje de Chihiro (2001), siempre es hermosa. La música consigue que el espectador se adentre sin darse cuenta en el mundo de Kaguya. En especial, destaca la canción Celestial beings; con esta canción, al final del cuento, uno se da cuenta que la historia le ha envuelto de tal manera que ya no puede separar la realidad de la animación. La ternura de sus ritmos endulza un mundo de ensueño y magia del que uno no puede pensar otra cosa sino que está ante una obra de arte.

El cuento de la princesa Kaguya
El cuento de la princesa Kaguya (2013) – Isao Takahata – Princesa Kaguya

El cuento de la princesa Kaguya es una hermosa narración con ciertos elementos extraordinarios que pueden parecer fuera de lugar para los ojos de alguien que no sea otaku (persona con aficiones obsesivas usado generalmente para definir al fan de anime o manga). Por eso, por su extrañeza argumentativa y narrativa, el espectador no acostumbrado a estas animaciones quizá pueda sentirse desbordado ante tal capacidad imaginativa. Por otra parte, el ritmo de la historia es pausado y relajado, no se verán grandes acciones ni escenas aceleradas.

Ahora bien, El cuento de la princesa Kaguya, a pesar de poder no ser tan comercial como pudiera ser cualquier película de Marvel, es un bello ejemplo de cómo contar bien una historia que hará disfrutar a todos por su sencillez.

Con este largometraje puede que se esté cerrando una etapa mágica de la mano de dos de los más grandes directores de animación que Japón ha dado. Los estudios Ghibli han visto cómo Hayao Miyazaki (75 años) se ha retirado, aunque se espera que próximamente realice un nuevo corto de anime, y cómo Isao Takahata (80 años) puede dar por finalizada su gloriosa etapa como director de cine. Aunque, como se ha dicho, estos directores hacen las películas como quieren. Cuando Hayao Miyazaki empieza con una película no tiene escrito el final y por eso es una suerte que ellos mismos se las produzcan, pues sería bien difícil que alguien produjera algo que no sabe cómo va a acabar. De esta manera, cabe vislumbrar un rayo de esperanza si sucediera lo mismo con sus trayectorias y en el futuro todavía pudieran ofrecer alguna obra maestra más.

Dato cinéfilo

El lanzamiento de esta película se retrasó y no pudo estrenarse simultáneamente en el verano de 2013  junto a El viento se levanta, de Hayao Miyazaki. De haberse producido, hubiera sido la segunda película que ambos directores estrenaban a la vez. La primera, y ya probablemente única vez por la retirada de Hayao, fue en 1988 con Mi vecino Totoro de Miyazaki y La tumba de las luciérnagas de Isao.

Continúa el camino...
Dos buenos tipos
Dos buenos tipos: Sencillamente genial
Espías desde el cielo
Espías desde el cielo: Una brillante muestra de la guerra actual
El otro lado de la puerta: Localización desaprovechada
Objetivo Londres
Objetivo Londres Americanada en Londres

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar