Home > Cine > El cine independiente no tiene por qué ser aburrido

El cine independiente no tiene por qué ser aburrido

[tabs titles=”Ficha técnica”][tab]

Post tenebras Lux (2014) - Carlos Reygadas - Juan González Laborda

Título: Post tenebras lux

Director: Carlos Reygadas

Guión: Carlos Reygadas

Producción: Carlos Reygadas, Jaime Romandia

Dirección de fotografía: Alexis Zabe

Reparto: Adolfo Jiménez (Juan), Nathalia Acevedo (Natalia), Willebaldo Torres (El Siete), Rut Reygadas (Rut), Eleazar Reygadas (Eleazar), José Alberto Sánchez (El Jarro).

Duración: 115 minutos

País: México/Francia/Holanda/Alemania

Año: 2014

Distribuye: Good Films

[/tab][/tabs]

Juan González Laborda


La nueva película de Carlos Reygadas (Luz silenciosa, 2007) es, al menos, curiosa. Partiendo de la historia de una familia de clase alta mexicana que se ha ido a vivir al campo, el director hace un análisis de las desigualdades que se viven en el país centroamericano. Señala la violencia como una de las lacras más relevantes en su país. También hace un repaso sobre la drogodependencia, el alcoholismo, el sentimiento de culpabilidad y la obsesión por el sexo. Agresividad entremezclada con escenas de gran ternura dentro del núcleo familiar, que crea una confusión terrible.

No hay actores conocidos. Todos son noveles en la gran pantalla, sin excepción, y eso se nota. El director suelta a sus hijos delante de la cámara mientras su padre hace gestos desde un ángulo distinto al objetivo, de esta manera se nota perfectamente que los niños están siguiendo las órdenes de su padre. Los cinco primeros minutos de encuadre a un niña que no sabe vocalizar son tiernos, pero terminan aburriendo al repetirse hasta la saciedad. En varias escenas, nada cortas, Reygadas consigue un vídeo familiar filmado con una calidad excelente.

Post tenebras Lux (2014) - Carlos Reygadas - Juan González Laborda - Demonio

La línea temporal no parece tener una continuación coherente, con cambios bruscos y escenas colocadas con pinzas, propósito estético cuya consecuencia hace que el espectador pierda el hilo o incluso el interés por la película. Está claro que el montaje fue realizado bajo los efectos del mejor peyote de Tepoztlán.

La iluminación tiene una esencia propia, presente desde el mismo título. Gran armonía entre la naturaleza y lo surrealista. Existen escenas de cineasta brillante pero sin cohesión entre ellas. Se nota el abuso de la cámara en primera persona y de algún monólogo demasiado largo y con silencios excesivos. Destellos aislados que dejan un sabor agridulce a este retrato de la miseria más humana, en el que se pierde el norte durante varios tramos del metraje. Puede que la discontinuidad en la obra distorsione la crudeza que quiere transmitir Reygadas, pero puede que también consiga causar sensación a aquellos que gustan del cine de autor y poco convencional.

[toggle title=”Dato cinéfilo“]Carlos Reygadas ha ganando La Palma de Oro al Mejor Director en el Festival de Cannes por la dirección de Post tenebras lux.[/toggle]

Continúa el camino...
Las diez películas de 2014 según Hombre en Camino
“Blockbuster”: el amigo de los niños
Aquí también sabemos hacer superpoducciones
Actualidad atemporal y fina chabacanería

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar