Home > Cine > El Cazador y la Reina del Hielo: Una Insípida fantasía épica

El Cazador y la Reina del Hielo: Una Insípida fantasía épica

El cazador y la Reina del hielo

Crítica de cine: El cazador y la Reina del hielo

Ficha técnica

El cazador y la Reina del hieloTítulo: El Cazador y la Reina del Hielo

Director:?Cedric Nicolas-Troyan

Guión: Evan Sipiliotopoulos, Craig Mazin

Producción: Joe Roth

Dirección de fotografía:?Phedon Papamichael

Reparto:?Chris Hemsworth (el Cazador), Emily Blunt (Freya), Charlize Theron (Ravenna), Jessica Chastain (Sara), Nick Frost (Nion)

 Duración: 114  minutos

 País:?Estados Unidos

Año:?2016

Distribuye:? Universal

Gonzalo Rodríguez Blanco


Parecía muy difícil que Kristen Stewart (Blancanieves en Blancanieves y la leyenda del Cazador, 2012) y Rupert Sanders (el director de aquella misma película) volvieran a repetir sus trabajos en el mundo de Blancanieves tras el escandaloso romance que ambos mantuvieron. Sin embargo, puede que les hayan hecho en parte un favor.

En los últimos años, se han llevado diferentes historias de princesas Disney al cine tales como Caperucita Roja (2011), Maléfica (2014) y Cenicienta (2015). Los resultados que cosecharon fueron grosso modo buenos, tanto de crítica como de recaudación. Sin embargo, una de las dos adaptaciones de Blancanieves que se estrenaron en 2012 (Lilly Collins también interpretó a Blancanieves en Espejito, espejito) no obtuvo el éxito esperado. A Blancanieves y la leyenda del Cazador (2012) no le acompañaron las críticas y consiguió una recaudación de 400 millones tras haber invertido en ella 170. Así pues, esta segunda película tendría que ser sublime para continuar indagando en la fantasía de esta joven y, cómo no, huérfana princesa.

No obstante, los resultados son inciertos. La trama en sí tiene un buen inicio. Se adentra en la historia personal del Cazador, aquel enigmático personaje que salvó en más de una ocasión a la joven Blancanieves. Así pues, es complicado no encontrar aspectos de su vida atractivos, como son el origen de sus habilidades o sus compañeros de “juegos” de la infancia. Además, no hay una, sino dos malvadas brujas, ¡y encima hermanas! Sin embargo, a pesar de la maldad que puedan atesorar este par de brujas, bien es cierto que en algún momento parece que Ravenna y Freya se van a animar a entonar: “Hazme un muñeco de nieve. Venga, vamos a jugar…” o “Suéltalo, suéltalo, no lo puedo ya retener…”, como ya hicieron Elsa y Anna en Frozen (2013)

El cazador y la bruja del hielo

Así pues, la película tiene momentos buenos y otros que pueden llegar a desconcertar. En algunos tramos se podría encuadrar como una película de aventuras al más puro estilo de El Señor de los Anillos (2001) o de El Hobbit: Un viaje inesperado (2012). También se mezclan diferentes momentos dramáticos que no terminan de encajar con otros clichés románticos y por ello, a medida que avanza la trama, esta no se sabe muy bien dónde queda.

Por otra parte, no siempre contar con un gran elenco es sinónimo de éxito. Es más, parece incomprensible que actores de la talla de Chris Hermsworth o Emily Blunt no consigan situar un filme entre los mejores del año, y eso que todavía faltan ocho meses. Tampoco Jessica Chastain (Interstellar, 2014 y La Cumbre Escarlata, 2015) logra hacer despegar la historia. Ni tan siquiera Charlize Theron con una tenebrosa y magnífica interpretación de Ravenna.

El cazador y la reina del hielo

Las crónicas de Blancanieves: el Cazador y la Reina del Hielo  cuenta con unos buenos efectos especiales, sobre todo en el temible espejito o las curiosas habilidades de las dos hermanas, sin dejar de lado algunas que otra criaturas que puede albergar los misteriosos bosques. Sin embargo, que esto reluzca no es de extrañar pues el director Cedric Nicolas-Troyan es un experto en efectos especiales (Piratas del Caribe. La maldición de la Perla Negra, 2001 o The Ring, 2002) Los paisajes y la fotografía también son otros aspectos a considerar positivamente, al igual que los vestidos de los protagonistas. En este aspecto, destaca la espectacularidad del vestuario de las brujas dándoles una perversa belleza.

Con todo ello, Las crónicas de Blancanieves: el Cazador y la Reina del Hielo  se queda en lo que pudo haber sido una magnífica fantasía épica de héroes, princesas, brujas e intrépidas batallas.

Dato cinéfilo

Este filme es el primero del año que incluye la palabra war (guerra) en el título, ya que el título original de Las crónicas de Blancanieves: el Cazador y la Reina del Hielo es The Huntsman: Winter´s war (El Cazador: La guerra de invierno). Otro largometraje que se estrena este mes también la incluye: Capitán América: Civil War.

Continúa el camino...
Dos buenos tipos
Dos buenos tipos: Sencillamente genial
Espías desde el cielo
Espías desde el cielo: Una brillante muestra de la guerra actual
El otro lado de la puerta: Localización desaprovechada
Objetivo Londres
Objetivo Londres Americanada en Londres

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar