Home > Cine > El bosque

El bosque

Marta García Outón

No es la primera vez que el cine español presenta una historia donde se da una unión entre la realidad y la ficción. En la película de Guillermo del Toro, El laberinto del fauno, Ofelia contacta con una realidad fantástica para aislarse de la guerra; huyendo de la muerte, ambientada también en el escenario bélico de la Guerra Civil, la película de El Bosque de Óscar Aibar, un terrateniente desaparece al entrar en unas luces que ocultan la entrada a otro mundo del que nadie ha regresado. El presentar dos mundos paralelos en una misma línea argumental posiciona a los personajes y al espectador ante la opción de elegir entre enfrentarse a una situación de horror o escapar de ella sumergiéndose en la fantasía.

El cine español siempre ha sido criticado por utilizar un posicionamiento demasiado ideológico a la hora de abordar el tema de la Guerra Civil; sin embargo, El Bosque nos enseña el acontecimiento desde una mirada más limpia y con un enfoque diferente. La historia es una adaptación de un cuento de Alberto Sánchez Piñol, quien participa como guionista del filme.

La situación bélica se centra en un pueblo de Teruel de habla catalana. Allí, una familia oculta un secreto que sólo acontece dos veces al año: en el bosque que hay cerca de su casa aparecen unas luces que quien se atreve a cruzarlas jamás regresa. Con el estallido de la Guerra Civil en 1936, los anarquistas toman el pueblo y Ramón (Àlex Brendhemül) tiene que introducirse en las luces para poder huir. Ante la ausencia de su marido, Dora (María Molins) debe resistir el acoso de un anarquista del pueblo, “Lo Coixo”, y tendrá que apoyarse en las ayudas que le ofrecen Pickett, un oficial de las brigadas internacionales, y “Lo Fusteret”, un viejo anarquista del pueblo. A la vuelta de Ramón, los elementos sobrenaturales se funden con la realidad.

Óscar Aibar es un especialista de la imagen. Conocido por otros largometrajes, como El Gran Vázquez o La Máquina de Bailar, el director da un importante paso al convencernos de su talento con su nueva narración, ya que ha logrado situarse en la sección oficial de largometrajes a concurso del Festival de Sitges 2012.

El peligro de caer en la incoherencia al entremezclar elementos fantásticos con una realidad que aún está bastante presente en nuestras memorias, el director lo solventa con destreza, aunque algunos elementos pobres del guión hacen desfallecer las ideas más brillantes dejando en penumbra posibles elementos interesantes de la ficción; el guión, aunque con defectos, entretiene y atrae por su ingeniosa aportación. La película, ambiciosa por su producción, expresa una fuerte personalidad dentro del panorama del cine español actual; el impacto visual de los elementos de ficción que aparecen en la trama demuestra que se están rompiendo barreras al explorar lenguajes audiovisuales que quedaban un poco lejos del presupuesto técnico nacional, como ya vimos en la película de Eva de Kike Maíllo. La fotografía merece reconocimiento, porque con sencillos movimientos de cámara y capturas de plano, nos consigue sumergir en el pasado y ofrecernos esa mirada dramática y de misterio.

El reparto, interesante. Cabe destacar la intensidad interpretativa del actor Alex Brendemühl y de Pere Ponce como antagonista, la sencilla pero brillante María Molins y la fuerte presencia del americano Tom Sizemore, a quien ya vimos en Salvar al soldado Ryan y en Heat; aunque queda algo pobre la mezcla de acentos y su doblaje.

La película, por su base literaria, termina con elementos de fábula. La moraleja es evidente: cuando uno se encuentra desesperado o ahogado en una realidad que amenaza con destruir su integridad o su persona, la fantasía o el acceso a lo sobrenatural, tanto ficticio como transcendental, se ofrece como refugio de liberación y sanación. 

Continúa el camino...
«Asesinato en el Orient Express» descarrilado
Las fronteras del microrrelato español e hispanoamericano
El «Vatel» neoclásico de Roland Joffé
«Blade Runner 2049», ni a la suela del original

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar