Home > Cine > Drive

Drive

Driver (Gosling) es un conductor especialista de cine por el día y un conductor para fugas por la noche. Pero no importa el trabajo que tenga que hacer porque Driver se siente siempre a gusto al volante. Shannon (Cranston), mentor y jefe de Driver, desde que se dio cuenta de su talento conduciendo, le busca directores de cine y televisión para sus películas o criminales que necesiten al mejor conductor para sus fugas, llevándose comisión en ambos casos. Pero el mundo de Driver cambia el día que conoce a Irene (Mulligan).

Fernando Bonete Vizcaino

Hasta ahí la sinopsis. Todo parece perfectamente normal y ajustado al estándar de una película comercial al uso. Nada parece estrambótico ni extraño. Nada parece especial. Parece… Con un comienzo impactante, repleto de acción contenida y ritmo trepidante, el largometraje de Winding inicia su larga y paulatina escalada de tensión envuelta en la más pura estética de los 80. Los títulos de inicio, la música, la fotografía, los perfectos encuadres… todo papel de regalo con el que envolver una auténtica joya.

La primera hora de esta obra maestra es todo contención. La larga presentación queda al margen de sentimientos y pasiones alocados, la estabilidad es regulada con absoluta genialidad. Ni un solo detalle queda fuera de lugar, el ritmo es perfectamente medido para frenar cualquier intento de romper el calculado equilibrio: diálogos concisos, tomas pulcras, momentos de acción sin exceso de adrenalina, miradas y sonrisas que lo dicen todo sin necesidad de edulcorantes. Lo justo y necesario para contar, con total coherencia y simbiosis completa, el presente de un personaje rodeado por un halo de misterio, de inescrutable pensamiento, de exactitud gestual y firmes decisiones (fabulosa la interpretación de Ryan Gosling), de un conductor cuyos actos hace tiempo traspasaron el límite de lo legal y que, sin embargo, no transmite abiertamente una apariencia amenazante. Todo lo contrario. Su sonrisa, su tranquilidad, su seguridad, su comportamiento simpático y amable. Hasta le creemos enamorado.

Y es en esa relación inconexa de su vida con sus obras, en la excesiva corrección y buenas formas donde percibimos el elemento discordante. Todo está en su lugar, y esa certeza tan palpable y expuesta suscita la sospecha. Winding Refn aprovecha cada momento de oculta desazón para echar una gota más al depósito. A partir de esa primera hora, todo está listo para arrancar.

La velocidad se dispara. Las marchas se suceden y la violencia se encrudece. Los gestos son ahora brutales y desgarradores, sin piedad. Driver desvela ahora su verdadera naturaleza y saca del maletero uno de los más exquisitos antihéroes elaborados por el cine. En una sutil mezcolanza de Taxi Driver y Miami Vice, el escorpión se nos presenta ahora como icono invencible, dueño eterno del asfalto, mientras presenciamos el surgimiento de un mito, de una leyenda.

Drive es la última gran película, el último gran estreno del año. Cinéfilos y amantes del buen cine deben recorrerla para comenzar el nuevo con buen pie.

Haz clic aquí para ver más fotos relacionadas con Drive

_________________
– Otras críticas en la sección Cine.

Continúa el camino...
Breve historia de todos los que han vivido
Breve historia de todos los que han vivido: la genética que nos une
‘Z. La ciudad perdida’: un viaje intelectual hacia el asombro
La Bella y la Bestia: a la sombra del original
Lo que de verdad importa: se necesitan curanderos del cine familiar y con valores

20 Responses

  1. MR

    A mí los silencios claustrofóbicos de la primera parte de la película me parecen magistrales y creo que el tono está muy bien llevado pues queda clarísimo desde el principio y se mantiene a pesar de la repentina violencia. También me gusta la forma de jugar con la identidad del protagonista, que nunca se llegue a saber su nombre, el uso de la máscara, etc., aunque tendría que ver el libro en que se basa para ver qué es del autor original, James Sallis, y qué del guionista, Hossein Amini (que, por cierto, no estaría de más que los mencionaras, pues sin ellos no habría película).

    Dicho eso, y aunque la considere muy buena, tampoco me ha gustado tanto, pero más que nada porque no es mi tipo de película. Además, no me creo tanto enamoramiento por una tarde en el riato y dos paseos en coche, la verdad. Pero bueno, al menos esta la he visto entera, que con Valhalla Rising no pude…

  2. Es verdad que es una película muy especial, que no va a encantar a todo el mundo. Pero lo que está claro es que no puede haber medias tintas en cuanto a su valoración, y eso es algo que le rinde tributo.

    Sobre el enamoramiento, está claro que no es creíble, pero es que se trata precisamente de eso, porque más tarde se comprueba que realmente no hay enamoramiento. Como todo lo que rodea el personaje de Driver, forma parte del misterio con el que actúa; lo que sí está claro es que su apariencia y comportamiento inicial es un disfraz más de especialista.

    En cuanto al guionista, no le resto importancia al no mencionarlo explícitamente (en cualquier caso la relevancia del guión ya queda alabada en la crítica de forma implícita). Es verdad que sin guionista no habría película, pero también es cierto que tampoco la habría sin productora, sin director de fotografía, sin actores, sin compositor, sin especialistas…

    Fernando

    1. MR

      No sé por qué me había imaginado que ibas a salir con lo de “tampoco la habría sin…”. Eso está claro y por eso la autoría se divide a partes iguales entre el compositor, el director de fotografía, el director y el guionista. Lo que me molesta es que a veces se atribuya todo el mérito al director, sobre todo en cuanto a la historia y los personajes, cuando eso suele ser cosa del guionista. Pero no te lo tomes tampoco como una crítica personal, es que estoy muy protestona últimamente con la falta de visibilidad del guionista en los medios.

      Entonces, ¿tú crees que Driver no está enamorado? Yo no creo que su actitud sea un disfraz en absoluto, a mí me parece que es un personaje dual, que siente las cosas como las hace: en su vida diaria (diurna) es callado, contenido, incluso dulce; mientras que en su “otra vida” (la delictiva, la nocturna) actúa con la violencia (física pero también verbal) que cree que la situación exige (no lleva armas, pero no duda en utilizarlas si su vida está en peligro). Además, me parece que el final de la película no hace más que demostrar ese amor que él siente: abandona el dinero y la ciudad para que la chica esté a salvo, se sacrifica por ella incluso cuando cree que van a matarle.

  3. Tienes toda la razón en cuanto a la omnipotencia del director para la opinión pública.

    Sigo manteniendo, lo cual no quiere decir ni mucho menos que sea esta la interpretación correcta, es solo una opinión, que Driver crea un mundo paralelo ficticio de evasión (el del comienzo de la película) seguramente para evitar un mundo de violencia directa (no solo como conductor de fugas) del que ya debió participar antes de llegar a Los Ángeles. Cómo sino explicar que de pronto sepa defenderse mejor que cualquier mafioso o criminal de la ciudad y de que venza sin esfuerzo a todo esbirro que se le pone por delante, aun cuando estos son expertos en el manejo de las armas. Todo huele a que Driver viene de una vida en la que su actuación final era en ella el pan de cada día. Para huir de ella se refugia en una vida mucho más “tranquila” y “apacible” en la que guarda bien dentro su “yo” verdadero.

    De ahí que su enamoramiento forme parte de una ilusión creada para evadir su personalidad real y que sea excusa para mitificar aun más su personaje de castigador de la carretera. La forma en la que está grabado el beso en el ascensor parece un lápsus onírico e irreal.

    Al menos así lo entiendo yo. Sé que es mucho suponer, pero precisamente creo que eso es lo que pretende Refn (y el guionista y demás elenco de la plantilla), que el espectador mismo contribuya a reforzar y ampliar esa leyenda.

    Fernando

    1. MR

      Me parece muy interesante la interpretación que haces tú de la personalidad de Driver, la verdad, y me parece que dice mucho de cómo está construida la película, dando lugar a distintas formas de verlo, aunque no estoy segura de que en este caso eso sea algo positivo.

      A mí no me da la impresión en ningún momento de que Driver pretendiera ocultar o evadir su personalidad real, simplemente lo he tomado como un personaje con dos vidas en las que se comporta de forma distinta, y eso que incluso en su violencia hay algo de contención, de desconexión. Tampoco me parece que busque huir de ese mundo criminal, pues me da la impresión de que si mantiene cierta distancia con sus normas es por no meterse en problemas con la ley, no por reparos de ningún tipo.

      En lo que sí estoy de acuerdo es en que se busca que el espectador vea a Driver en cierto modo como un héroe, no sé si atreverme a decirlo, crepuscular.

      1. No insinúo que busque huir del mundo criminal en ningún momento. Al revés, la violencia es el resorte que le empuja a actuar con respecto a lo que verdaderamente es él. Por supuesto que tiene dos vidas, pero una de ellas es fingida. ¿Por qué sino buscar la evasión y la salida de ese mundo organizado que ha creado soltando adrenalina en el riesgo como especialista y en la ilegalidad del conductor de huidas? Permanentemente busca su destino por mucho que quiera imponerse el disfraz, y llega un momento que no puede contener su naturaleza violenta y justiciera, porque siempre estuvo ahí. Las circunstancias propician desvelar su tendencia real.

  4. Abbassmay

    Ayer me encontré sin esperarlo una película muy especial con un estilo digno de mención, pues es lo que hace que pudiendo ser una típica peli comercial pase a una dimensión muy superior. Desde el uso de un ritmo de tensión contenida y su evolución a lo largo de la peli(aunque a pesar de que aumente el ritmo de violencia, esa contención se mantiene, lo cual nos puede estar hablando también indirectamente de su protagonista, de su frialdad) continuando con una no-presentación del personaje, pues sólo sabemos su talento para conducir pero nada de su mundo interior y mucho menos de su vida pasada, hasta el amor, que necesita para salir de ese mundo loco en el que vive, pero que es aburrido, soso, frío y sin chispa. Yo creo que este personaje está atormentado por dentro, pero que sí que puede sentir el amor, como cualquier persona en algún momento de su vida, aunque al final decida seguir huyendo, como creo que siempre ha hecho durante su vida, y alejarse de las cosas importantes, para seguir autodestruyéndose poco a poco, lentamente, como el ritmo de la peli.

  5. Totalmente de acuerdo con esa apreciación Abbassmay. Es crucial la despersonalización del protagonista para dejar en suspense cualquier momento posterior. En el tema del supuesto enamoramiento, creo que coincidimos al señalar que resulta tan seco que queda inmerso en la impasibilidad del personaje y en su autocontrol, por lo que es un elemento más para enaltecer al antihéroe que crea Refn.

    Fernando

  6. Una película que demuestra ser muy interesante de analizar, aunque, aún sin verla (que la veré), no me convence para denominarla obra maestra. Sin embargo, la estética que describes y el misterio del personaje parece que son los que se llevarán los aplausos…

    1. Como ya indiqué, es una película muy especial, no apta para todo tipo de público; no todo el mundo va a denominarla como genial. Para mí, Refn ha reinventado un género de cine negro y acción con tintes de thriller y drama que, mezclado con la depurada retrospectiva a los años 80, hacen que “Drive” deba ser señalada como obra maestra.

      Pero ya digo, es un tipo muy específico de largometraje que no apasionará a todos.

  7. David

    Lo cierto es que yo tenía una ganas locas desde hacía meses por ver esta película, pero solo veía como se retrasaba cada vez más su estreno en España. Finalmente mi sensación durante el visionado fue de confusión, puesto que no era la peli que ésperaba ver.

    Pero es de las pocas veces que me ha pasado que según he terminado de verla, a pesar de no entusiasmarme, tenía ganas de volverla a ver, ya sabiendo como es realmente la peli y verla tal y como es. Me ha impedido disfrutarla también el no haber podido verla en VO, por tanto en mi segunda oportunidad si lo será.

    No esperaba quizás demasiados esos momentos típicos que suelen acompañar algunas de las Bandas Sonoras de Cliff Matínez. En mi opinión le sobraba alguna que otra cámara lenta, demasiada contención, beso en el ascensor, y lo peor de toso, el palillo de la boca. Ryan Goslin sigue sin convencerme, con esa cara de niño bueno creo que no va con la personalidad del personaje. Es un actor falto de carisma… no se. O tal vez sea el problema de estar rodeado de actores de la talla de Perlman o Brooks.

    De aquí a un par de semanas espero poder verla de nuevo… y revalorarla, espero que para bien.

    David.

  8. David, la verdad es que ahora que comentas el detalle, el palillo sobra, desde luego que sí. Y coincido con la apreciación que haces sobre Gosling en cuanto a su carisma, sobre todo al lado de la fuerza gestual del resto de reparto. Sin embargo, aun no siendo el actor ideal, creo que en la medida de lo posible y de sus cualidades, se ajustó bien al papel y supo cumplir.

    También me he dado cuenta de que debería volver a verla… tu comentario ha despertado mi curiosidad por descubrir más de los puntos técnicos que señalas. ¡Gracias!

  9. Esa película esta genial, sin duda una de las mejores del año. Sin embargo, no estoy seguro si la trilla sonora es la más adecuada. Sigo toda la péli con esa sensación desconfortable

  10. Además, no comparto tu interpretación de los sentimientos y dualidad del Driver. No creo que su relación con la chica sea un fingimiento y un escape de su personalidad real. Por contrario, me parece una situación nueva con la cual él todavía no se había deparado, el amor. Y creo que la teoría de su escasez de relaciones emocionales se puede apoyar en su frialdad al inicio. Él claramente no está acostumbrado a estar con niños y a ser tierno para otras personas. Creo que esa novedad en su mondo es lo que le hace dudar de su forma de vida. El amor es algo nuevo y fuerte, que, al final, lo hace tomar incluso la decisión de sacrificar su vida. (Perdona mi castellano terrible, pero estoy en Portugal ya hace bastante tiempo jaja)

    João

  11. Tu “castellano terrible” se entiende perfectamente Joao, no te preocupes.

    Es verdad que la relación con ella y con el niño plantea una novedad en su vida. Puede que el tema de que sienta o no hacia ellos algo verdadero y vinculante pueda ser discutido, y de hecho está siendo muy discutido en esta reseña. Pero lo que no da lugar a discusión es que, como bien indicas, él duda; y tras esa duda se decide a seguir con su vida anterior, que es su verdadera vida, la de la carretera. Creo que lo de salvar a ella y al niño es circunstancial; por supuesto que le importan, pero como un elemento más de su vida de héroe.

    Al margen de la polémica que esté suscitando las dos posiciones que adoptar, creo que realmente no es para tanto. La película en sí, tomada desde una perspectiva mucho más general, escapa a estas discusiones, pues la considero una obra genial. En conjunto me encanta, sea cual sea el punto de vista, ambos igualmente posibles y magistrales.

  12. La única pega a esta película es que no es un 10. Se queda, para mí, sólo en el 9. Ryan Gosling hace el papel, hasta el momento, de su carrera. Está soberbio. Transmite todo con gestos faciales, alucinante. Las miradas, los fruncimientos, las muecas… siempre de pocas palabras, miradas dulces (hacia la chica) y duras (hacia los mafiosos).
    Su chaqueta del escorpión se convierte en mito cuando aparece en la escena del restaurante con ella ensangrentada para asistir al encuentro con el gran jefe. Es el sello del protagonista, su chaqueta.
    Por otro lado quisiera destacar la música, me parece sensacional, me transportó a los años 80. Me sentía inmerso en una especie de Miami Vice + El coche fantástico + Harry el sucio (por un momento llegué a pensar que esa banda sonora podría haber sido del mismísimo Vangelis).
    Que el director sea danés ha ayudado a que el filme sea mucho más violento y a la vez que no peque de facilón, los silencios, tan típicos en sus películas (las danesas, no las del director) aquí quedan que da gusto de bien.
    El final, sin decir nada me parece épico. Me recordó a uno de los finales que hay en Blade Runner por la forma en la que el director lo lleva a cabo.
    Seguiría y seguiría hablando de la película, pero prefiero también que esta tertulia se produjese con una buena cerveza a la vera de mi mano y cara a cara con el resto de personas. Sin duda intercambiariámos muchas más impersiones.

  13. ¡Habrá ocasión para ello! Pero antes…

    Dices que es un nueve Jorge, ¿por qué? Todo han sido bondades, no has señalado ninguna falta.

    Corroboro lo que señalas, excepto la relación con la música de “Harry el Sucio” (el factor sintetizador no se encuentra en esta última) y el supuesto papel “soberbio” de Gosling. Es bueno, muy bueno para la ocasión, pero si echamos un rápido vistazo a su filmografía como actor, coincido con lo señalado por David en los comentarios: es un actor de escasa personalidad. Para mí, ha tenido la suerte de encontrar esta interpretación seca e impersonal (según mi interpretación de la trama), la cual se ajusta bien a su falta de carisma en realidad. No le quito mérito, pero adjunto mi advertencia de evitar encumbramientos.

    Y el palillo, definitivamente, sobra.

  14. Jota W.

    Son pocas las películas que merezcan ser vistas, una, dos , tres , cuatro o quince veces, como un poema visual de imágenes y silencios . Son aun menos las que podemos ir a ver a las salas; no siempre en buena compañía ya que continuan resistiendose los gilipollas de siempre, que siempre acaban siendo expulsados del cine por la propia película. Atraen defensores y retractores pero logran que sólo se hable de ella. A pesar de no participar en los “grandes” “””festivales””” de cara a los medios, o no obtener demasiado éxito .(no hablo de Cannes, sino de otros más frívolos , sensacionalistas. por lo tanto conocidos), se encuentra en la mente de todos aquellos que sientan un mínimo interés por el cine , es un fluido de esperanza , constancia de que el porvenir del cine es largo e ilusionante ( el futuro todavía tiene que ser escrito en éste arte, su historia está en plena evolución , a diferencia del resto, también por ser la menos antigua).

    Drive no cabe duda que es y será recordada como una de esas cintas de culto, por su música , su ambientación , su protagonista, los silencios, los diálogos , los disparos y sobretodo por ese aroma de género , pero a la vez la ultra violencia moderna que le caracteriza. Drive se cimenta sobre los silencios, tan europeos, pero también por las luces onerosas y la adrenalina de las persecuciones. Son los latidos interiores de la película los que nos captan en una ascensión incosnciente hasta que explota. Literalmente.

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar