Home > Cine > Dos buenos tipos: Sencillamente genial

Dos buenos tipos: Sencillamente genial

Dos buenos tipos

Crítica de cine: Dos buenos tipos

Ficha técnica

Dos buenos tiposTítulo: Dos buenos tipos

Director: Shane Black

Guión: Shane Black, Anthony Bagarozzi

Producción: Joel Silver

Dirección de fotografía: Philippe Rousselot

Reparto: Russell Crowe (Jackson Healy); Ryan Gosling (Holland March); Angourie Rice (Holly March); Matt Bomer (John Boy); Margaret Qualley (Amelia Kuttner); Kim Basinger (Judith Kuttner); Jack Kilmer (Chet)

Duración: 116 minutos

 País: Estados Unidos

Año: 2016

Distribuye: Tripictures

Gonzalo Rodríguez Blanco


La fama de todo largometraje suele recaer en gran medida en los actores protagonistas sin tener en cuenta que, básicamente, estos están interpretando un papel. Dicho esto, cabe preguntarse quién está detrás de esas historias y personajes que permanecerán en nuestro hipocampo (parte del cerebro que retiene la memoria a largo plazo). Así pues, seguramente, poca gente asocie ningún filme con el director y guionista Shane Black. No obstante, si se sabe que este señor ha sido guionista de las cuatro entregas de Arma letal (1987, 1989, 1992, 1998), de El último Boy Scout (1991) y que dirigió y escribió Iron Man 3 (2013); ya uno puede imaginarse ante qué tipo de película se encuentra. Definitivamente, cuanto menos, una atractiva.

Y así es. Dos buenos tipos no disgustará a nadie. Es más, se disfruta desde la primera escena. Por ello, como en tantas ocasiones se aconseja para disfrutar al máximo en la sala de cine, es recomendable no ver el tráiler pues, como es habitual, destripa algunos puntos cómicos de la película. La historia resulta interesante. Aparecerán elementos seductores para el público en general como suelen ser escándalos, sexo y acción. El resultado será un fascinante y divertido cóctel detectivesco apto para todos los públicos.

Dos buenos tipos
Dos buenos tipos (2016) – Shane Black – Russell Crowe – Ryan Gosling

La acción traslada al espectador a la mágica década de los 70, concretamente a 1977, en medio de un caso que girará una y mil veces a medida que avanza la investigación. Nada es lo que parece y por eso el ritmo que mantiene la trama es alto a la vez que pausado y adictivo. Cada vez se querrá más y más para saber qué narices está pasando,  y esto es un punto a favor para la historia, pues mantendrá una alta y constante expectación por parte del espectador.

Por otra parte, hay un cierto aroma en la película que puede hacer creer que se trata de una producción corriente de detectives de esta época. Russell Crowe y Ryan Gosling son dos buenos tipos que bien pudieran ser el poli bueno y el poli malo en busca de respuestas en los más “recónditos” bares y fiestas disco de la ciudad. Pero algo falta para que sea una más de tantas. Quizás lo que le falte para serlo sea menos genialidad en sus diálogos y en las escenas cómicas. Dos buenos tipos tiene una marca propia que la hace ingeniosamente  ridícula  en ciertos aspectos. Sin embargo, no se trata de un humor típico ni sencillo. Bien es cierto que tiene algunos elementos grotescos, pero esto es debido a las ideas preconcebidas que se tienen de determinadas acciones que se ven en el celuloide. Por ejemplo, allanar una morada no siempre es tan simple como pudiera parecer. Pero no es una película tonta con gags que provocan la risa fácil, sino todo lo contrario.

Dos buenos tipos
Dos buenos tipos (2016) – Shane Black – Russell Crowe – Ryan Gosling – Angourie Rice

Otro punto a favor de Dos buenos tipos es la elección de la dupla protagonista. Russell Crowe y Ryan Gosling realizan una interpretación brillante. Russell Crowe no está tan en forma como en otras películas, pero la panza que le acompaña en esta historia no le impide comercializar sus puñetazos y puntapiés. En cuanto a su compañero, se puede afirmar que se trata del Ryan Gosling más cómico que se haya visto. Interpreta a un detective peculiar, con un cierto tono de humor que le distancia del sargento Jerry Wooters, al cual interpretó en la sorprendente Gangster Squad (2013). Su personaje también puede recordar al estrafalario detective doctor Sportello, interpretado por Joaquin Phoenix en Puro Vicio (2014), aunque con diferentes vicios. Pero se trata de dos grandes actores bien conocidos y geniales, por lo que solo sería noticia si hicieran una pésima actuación. Así pues, conviene destacar a Angourie Rice, que interpreta espléndidamente a la hija de Gosling. Finalmente, Kim Basinger se reencuentra con Russell Crowe tras L.A. Confidential (1997) con un breve rol. Como curiosidad, aunque no tenga una larga participación, aparece el hijo de Val Kilmer, Jack Kilmer, en el papel de Chet, amigo de una chica algo inquieta.

Dos buenos tipos trae acción, peleas, fracturas, muertos, drogas, una gran ambientación setentera, emoción y diversión, mucha diversión. Todo ello la convierte en una excelente opción para disfrutar de una buena historia con dos detectives que, a pesar de sus singularidades, son dos buenos tipos.

Dato cinéfilo

En un inicio, Dos buenos tipos iba a consistir en una serie de televisión. No obstante, tras visionar el capítulo piloto, se pensó que no tendría ningún éxito, así que se decidió realizar una película.

Continúa el camino...
Espías desde el cielo
Espías desde el cielo: Una brillante muestra de la guerra actual
El otro lado de la puerta: Localización desaprovechada
Objetivo Londres
Objetivo Londres Americanada en Londres
El cazador y la Reina del hielo
El Cazador y la Reina del Hielo: Una Insípida fantasía épica

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar