Home > Cine > De padres a hijas: Torrente emocional

De padres a hijas: Torrente emocional

De padres a hijas

De padres a hijas

Ficha técnica

De padres a hijas

Director: Gabriele Muccino

Guión: Brad Desch

Producción: Nicolas Chartier; Sherryl Clark; Craig J. Flores

Dirección de fotografía: Shane Hurbult

Banda sonora: Paolo Buonvino

Reparto: Russel Crowe (Jake); Amanda Seyfried (Kate); Kylie Rogers (Kate de niña); Aaron Paul (Cameron); Diane Kruger (Tía); Bruce Greenwood (tío)

Duración: 116 minutos

País: Estados Unidos e Italia

Año: 2015

Distribuye: eOne

Germán Esteban Espinosa


En ocasiones da la sensación de que el universo escucha nuestras plegarias. Hace un tiempo decíamos que El puente de los espías, de Spielberg, pese a su excelencia cinematográfica, resultaba ligera, sin llegar a una eclosión emocional ni a estrujarnos el estómago, algo que también hacía Marte, de Ridley Scott. Pues para resarcirnos de nuestras ganas de emoción e intensidad humana eOne nos trae De padres a hijas, una enorme historia protagonizada por unos actorazos y aderezada por una banda sonora profundamente empática que mantendrá nuestras emociones en todo momento a flor de piel.

De padres a hijas sabe fusionar con maestría dos periodos de tiempo diferentes, tomando como punto de referencia a Katie en su niñez y su madurez. Esta combinación de tiempos resultará algo chocante la primera vez que ocurra, y descuadrará al espectador; pero conforme la cinta evolucione y el buen hacer del director nos envuelva con sus juegos estéticos, sentiremos cómo la historia se va construyendo y reforzando gracias precisamente a este baile de épocas diferentes.

El núcleo central es la relación entre un fantástico Russel Crowe y la nueva niña prodigio de América, Kylie Rogers. Su relación es la encargada de producir todas las demás. La expresividad corporal de Russel Crowe es descomunal, capaz de mostrar, pese a su enorme cuerpo, una sincera fragilidad. Su trabajo con las convulsiones que sufre su personaje es excelente, dignas de un seminario de movimiento y armonización. Sin embargo, Russel Crowe no conseguiría el efecto necesario si no tuviera de compañera escénica a la joven Kylie Rogers, un genio del arte dramático en miniatura que se come al resto del reparto gracias a su expresividad y ternura.

De padres a hijas
De padres a hijas (2015) – Gabriele Muccino – Russell Crowe – Kylie Rogers

Por supuesto, esta película no tendría sentido si la versión adulta de la niña fuera interpretada por una actriz que no estuviera a la altura; pero por fortuna no es el caso. Amanda Seyfried es una de las actrices de nueva generación que mejor actúa de América, amén de ser de las más guapas. Sus grandes ojos unidos a la gran expresividad que sabe transmitir mediante los leves temblores de sus labios la dotan de una enorme fuerza dramática para interpretar un amplio registro de papeles, consiguiendo siempre devorar la cámara y ser merecedora de cuantos primeros planos sean necesarios para potenciar su papel como vector emocional de la intensidad narrativa de la película.

Aaron Paul es también una decisión excelente. El gran coprotagonista de Breaking Bad posee una capacidad asombrosa para materializar en la realidad una relación ficticia que solo existe dentro de la proyección cinematográfica. Si Amanda Seyfried se sirve de labios y grandes ojos azules para seducir a la cámara y al patio de butacas, Aaron Paul hace lo propio con sus brazos, sus ojos y la precisión con la que elige el tono y timbre de su voz en cada situación, según lo requiera el contexto emocional y el subtexto de su personaje.

De padres a hijas
De padres a hijas (2015) – Gabriele Muccino – Aaron Paul – Amanda Seyfried

En el cine actual da la sensación de que se huye de la técnica típica de utilizar una banda sonora potentemente empática para sublimar la emoción en pantalla y canalizar de un modo imparable las emociones del público. Parece que se ha transformado en un recurso demasiado evidente para ser utilizado, como si hubieran hecho caso a los críticos amargados que están más pendientes de que una película no se parezca a otra que de dejarse empapar por la historia narrada. Sin embargo, el director de De padres a hijas protesta enérgicamente contra esta tradición y devuelve a la banda sonora su poder para erizar la piel y humedecer los ojos del espectador.

La banda sonora de Paolo Buonvino sabe aunar piezas clásicas con clásicos de la música moderna para ambientar su película, enlazar pasado y presente y potenciar al máximo los sentimientos encontrados y, en ocasiones, opuestos, que se generan en el espectador. Es precisamente con una de las canciones que a muchos nos recordará, inevitablemente, al capítulo de Los Simpsons en que se nos cuenta cómo se conocieron Homer y Marge, con la que aunará con más fuerza el clímax emocional de los dos tiempos uniéndolos en un pathos intenso que llevará, inevitablemente, a que el espectador desahogue parte del maremágnum de sentimientos que invaden su alma.

De padres a hijas
De padres a hijas (2015) – Gabriele Muccino – Russell Crowe – Kylie Rogers

Puede que se acuse al director de querer ser muy emotivo, de utilizar recursos clásicos para conseguir emocionar y remover los sentimientos del público e incluso de querer aproximarse al montaje de atracciones de Eisenstein; pero lo cierto es que De padres a hijas es una película de esas que se hacen muy poco últimamente, de las que emocionan, de las que te tienen pegado al asiento con esperanza de que tus expectativas cinéfilas serán satisfechas.

Gabriele Muccino consigue además la hazaña de, pese a mostrar dos épocas al mismo tiempo, no hacer en absoluto previsible su película. Es sin duda una de las mejores apuestas para estas navidades; o mejor dicho, para empezar el año con una buena dosis de cine, aunque quizá algo peligrosa para los estados anímicos del público.

Dato cinéfilo

El guión de De padres a hijas ya anticipaba su éxito al figurar en el Blacklist de 2012, la lista de los mejores guiones cinematográficos que aún no se han llevado a la gran pantalla.

Continúa el camino...
assassins creed
Assassin’s Creed: tan mala que parece una parodia del videojuego
Superman Tierra Uno Vol 2. Brillos y efectos espectaculares
Superman Tierra uno Vol 1: La actualización del mito
Ahora me ves 2
Ahora me ves 2: Magia y diversión aseguradas de nuevo

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar