Home > Cine > El puente de los espías: ¿Algo puede ir mal con Spielberg, los Coen y Tom Hanks?

El puente de los espías: ¿Algo puede ir mal con Spielberg, los Coen y Tom Hanks?

el puente de los espías

Crítica de cine: El puente de los espías

Ficha técnica

el puente de los espíasTítulo: El puente de los espías

Director: Steven Spielberg

Guión: Matt Charman, Ethan Coen, Joel Coen.

Producción: Kristie Macosko Krieger, Marc Platt, Steven Spielberg

Dirección de fotografía: Janusz Kaminski

Reparto: Mark Rylance (Rudolf Abel); Tom Hanks (James B. Donovan); Amy Ryan (Mary Donovan); Michael Gaston (Agente Williams) Jon Curry (Agente Somner)

Duración: 141 minutos

País: Estados Unidos, India, Alemania

Año: 2015

Distribuye: Twentieth Century Fox

Germán Esteban Espinosa


Una película dirigida por Steven Spielberg, escrita por los Hermanos Coen y protagonizada por Tom Hanks se vende y se valora por sí sola. ¿Acaso va a ser mala? ¿Cómo puede concebirse que salga mal? Spielberg tiene días malos, días horrendos en los que hace películas como Inteligencia Artificial o La guerra de los mundos. Los Hermanos Coen también tienen grandes fiascos, como No es país para viejos. De Tom Hanks, sinceramente, no recordamos ninguna película en la que haya actuado mal. Es imposible que con tanto talento salga un producto mediocre. Si uno de sus componentes falla, los otros lo solucionan. Incluso si fallaran los tres, seguro que el resultado seguiría siendo aceptable.

Lo peor que podemos decir de El puente de los espías es que no es profunda; es decir, no conmueve, no nos hunde en un mar de lágrimas ni nos atenaza el estómago por la tensión dramática. Tampoco hace que salgamos del cine agotados, ni que nos emocionemos unas horas después al pensar en su argumento. No es de esas películas que llenan tanto el estómago como un buen solomillo, ya que apuesta más por aligerar la tensión, por colocar unas cuantas cargas de humor y hacer que las dos horas y media que dura la película pasen en un pestañeo, casi sin que nos demos cuenta.

En este sentido, El puente de los espías sigue la estela del Marte de Ridley Scott al preferir la sonrisa al llanto, a pesar de que en las dos el humor sea accesorio y no esencial, y en ambas se desarrollen momentos de intenso suspense y gran tensión y peligro para la integridad física de sus protagonistas. La película de Spielberg se sustenta en Tom Hanks, que con su vozarrón encarna a la perfección a un abogado especializado en seguros que toma la difícil tarea de defender a un espía ruso en Estados Unidos, cuyos habitantes ya han condenado al agente soviético antes siquiera de detenerlo.

el puente de los espías
el puente de los espías (2015) – Steven Spielberg – Tom Hanks – Mark Rylance – Germán Esteban Espinosa

El puente de los espías tiene dos partes claramente diferenciadas. Una se desarrolla en Estados Unidos; la otra en Alemania del Este, en los días en que el Muro de Berlín comenzó a levantarse. En la primera se nos muestra una crítica a la hipocresía de la sociedad estadounidense, al estilo de la crítica simbólica de Fritz Lang en Furia, donde comparaba con imágenes superpuestas a un grupo de mujeres como un grupo de gallinas. Es en esta parte cuando se producen las escenas de mayor tensión, cuando la espiral del silencio se hace más fuerte y amenaza con devorar las convicciones de los protagonistas. La siguiente parte produce un giro tan espectacular que descoloca por completo al espectador y le deja pensando en que lo que ha visto han sido dos películas en vez de una sola.

Tom Hanks está soberbio como siempre, pero palidece ante el talento interpretativo de Mark Rylance, que se merece una estatuilla al Mejor Actor Secundario. Este intérprete demuestra un dominio absoluto del más mínimo músculo de su rostro, además de una mirada expresiva y un tono de voz perfectamente adaptado al espíritu flemático de su resignado personaje. Cada vez que la cámara encuadra su rostro la película mejora. Es impresionante todo lo que hace sin prácticamente mover nada ni tener grandes diálogos.

El apartado visual de El puente de los espías destaca por su especial excelencia. Steven Spielberg es un director veterano, y como tal sabe que el cine digital, pese a mostrar una imagen con una definición excelente, no es el mejor instrumento para reconstruir una ambientación del pasado. Por ello recurre a la película tradicional, con un grano claramente apreciable en pantalla, que aunque pueda disgustar a parte de los nuevos espectadores, consigue potenciar enormemente la sensación de contemplar una época ya pasada y casi olvidada.

el puente de los espías
el puente de los espías (2015) – Steven Spielberg – Tom Hanks – Mark Rylance

La fotografía es fantástica. Algo que permite el trabajo con filme en lugar de chips digitales es que consigue reproducir una mayor cantidad de tonos, lo que hace que apreciemos en las escenas nocturnas una gran gradación de grises que, si la viéramos en la pantalla de nuestro ordenador, aparecerían como bloques pixelados de negro en lugar de una gradación casi infinitesimal. Teniendo en cuenta que la mayoría de las escenas importantes se desarrollan en exteriores nocturnos salpicados por la nieve, la elección de un soporte que permite al espectador distinguir con mayor detallismo la información audiovisual es todo un acierto.

El puente de los espías compensa su tranquilidad con una enorme excelencia interpretativa y fotográfica, que retoma las técnicas clásicas de la realización audiovisual y las pone al servicio de una historia entretenida que consigue que más de dos horas y media pasen volando y transporten al espectador a una época pasada de nuestra historia reciente.

Dato cinéfilo

Steven Spielberg consigue con esta película lo que Gregory Peck no pudo lograr en 1965. En dicho año, Peck se mostró interesado en la historia, que coprotagonizaría junto a Alec Guinness, pero finalmente la Metro Goldwyn Mayer rechazó el proyecto debido a la enorme tensión que existía en esos momentos entre Estados Unidos y la Unión Soviética por los recientes sucesos de Bahía de Cochinos y la Crisis de los Misiles de Cuba.

Continúa el camino...
assassins creed
Assassin’s Creed: tan mala que parece una parodia del videojuego
Superman Tierra Uno Vol 2. Brillos y efectos espectaculares
Superman Tierra uno Vol 1: La actualización del mito
Ahora me ves 2
Ahora me ves 2: Magia y diversión aseguradas de nuevo

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar