Home > Cine > Brooklyn: Saoirse es Brooklyn

Brooklyn: Saoirse es Brooklyn

Brooklyn

Crítica de cine: Brooklyn

Ficha técnica

BrooklynDirector: John Crowley

Guión:  Nick Hornby

Producción: Finola Dwyer, Amanda Posey

Dirección de fotografía: Yves Bélanger

Reparto:  Saoirse Ronan (Eilis), Hugh Gormley (Pasdre Flood), Emory Cohen (Tony),  Brid Brennan (Miss Kelly), Fiona Glascott (Rose), Maeve McGrath (Mary), Eileen O´Higgins (Nancy)

Duración: 111 minutos

País: Irlanda

Año: 2015

Distribuye: Twentieth Century Fox

Gonzalo Rodríguez Blanco


Hay películas que tratan sobre la inmigración desde un punto de vista económico, en las que se cuentan desgarradoras separaciones familiares; otras se centran en los problemas de adaptación o en múltiples aventuras del inmigrante en el país de destino; y luego está Brooklyn, que lo cuenta todo y además con una gran dulzura, sutileza y elegancia.

De esta manera, no se puede calificar esta historia ni de inmigración, ni de drama ni tampoco de amor, sino más bien se podría decir que tiene un poco de todo. Desde momentos de tristeza y gran emotividad hasta otros de esperanza e inusitada alegría en situaciones desesperadas es lo que el espectador se encontrará en este largometraje candidato al Oscar Mejor Película.

La temática, por lo tanto, no se centra en la inmigración que llevó a miles de irlandeses a emigrar a Estados Unidos en busca de un futuro mejor a mediados del siglo XX. Tampoco se muestran los clichés que se esperan de estos filmes. Así pues, no encontraremos chicas ingenuas de pueblo que llegan a una gran ciudad y que son víctimas de engaños o robos, que suelen trasmitir una sensación de drama y de penuria. A pesar de que haya elementos que sean difíciles de obviar en estas historias, como puede ser la añoranza del hogar, esta no es una de esas películas.

Brooklyn
Brooklyn (2016) – Actriz Protagonista

Brooklyn es la historia de Eilis, una joven irlandesa que decide vivir y esto no es sino tomar sus propias decisiones y afrontarlas a pesar de su dureza y dificultad. La trama se adentra en las motivaciones personales y económicas que llevan a la protagonista a decidir empezar una vida en otro continente. La película cuenta con una gran ambientación de los años 50 gracias a un excelente vestuario que hará creer al espectador que por esos grandes almacenes también podrían aparecer los personajes de Velvet (2013). Sin embargo, lo más importante de Brooklyn es que tiene algo que enamora irremediablemente al espectador, y esto no es sino la actuación de Saoirse  Ronan.

Ya se pudo ver con Techo y comida (2015), donde la excelente Natalia de Molina llevó  todo el peso de la película logrando por ello el Goya a la Mejor Actriz. En Brooklyn sucede lo mismo. Saoirse es la absoluta protagonista de la historia con una soberbia actuación por la que ha sido nombrada candidata al Oscar como Mejor Actriz. La historia es atractiva, pero quién sabe si hubiera tenido la misma fuerza si la hubiera protagonizado otra actriz. Saoirse convence con su brillante actuación logrando transmitir magistralmente en cada escena las sensaciones por las que pasa la joven Eilis. Esto en parte lo logra gracias a unos expresivos ojos que proyectan una inmensa mirada muy intensa que no puede lograr otra cosa sino cautivar. Así pues, la actuación de Saoirse Ronan embelesará a todos.

Por lo tanto, desde la butaca, el espectador viajará a Nueva York con Eilis, reirá con ella, llorará y se emocionará. También observará una evolución psicológica e incluso estilística en su personaje. Viajar siempre abre la mente, y más si se emigra sola a un continente lejano.

Brooklyn
Brooklyn (2016) – John Crowley – Saoirse Ronan – Emory Cohen

Por otra parte, también se pueden encontrar otras gratas actuaciones en el largometraje, como la de Emory Cohen interpretando a un inmigrante italiano. No obstante, su actuación queda desdibujada en el doblaje, pues pierde la esencia de su origen italiano con un marcado acento español. Dicho esto, también aconsejamos no ver el tráiler de Brooklyn, pues pueden contar demasiadas cosas.

La narración, fluida y nada monótona, evoluciona hacia diferentes aspectos sin olvidar nunca el propósito del filme, la vida de Eilis. El largometraje logra una perfecta empatía con todos aquellos que en algún momento de sus vidas se han visto alejados de sus hogares. Brooklyn conmueve con la sencillez y firmeza de su protagonista y consigue explicar que un hogar es aquel lugar donde a uno le echan de menos.

Dato cinéfilo

A Saoirse Ronan le estaban haciendo la manicura en Dublín cuando recibió la noticia de su candidatura a los Globos de Oro por su actuación de Eilis, y para celebrarlo compró champagne para todos los que estaban en el salón.

Continúa el camino...
Dos buenos tipos
Dos buenos tipos: Sencillamente genial
Espías desde el cielo
Espías desde el cielo: Una brillante muestra de la guerra actual
El otro lado de la puerta: Localización desaprovechada
Objetivo Londres
Objetivo Londres Americanada en Londres

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar