Home > Cine > Cristiada

Cristiada

Marta García Outón

Plutarco Elías Calles, presidente de los Estados Unidos Mejicanos, “Jefe Máximo de la Revolución”, introdujo en la Constitución de 1917 una ley que prohibió el culto en los templos, la personalidad jurídica de las iglesias, la posibilidad de realizar los santos oficios, de vestir ropas de clérigo o de practicar y profesar la religión fuera del ámbito privado… es decir, restringió la libertad y violó los derechos del pueblo. Estas medidas propiciaron un conflicto armado que desencadenó la guerra civil entre el gobierno y los llamados Cristeros (laicos, presbíteros y religiosos) que duró de 1926 a 1929.

Elías Calles en la ficción

"Cristiada" (2012) - Dean WrightLa historia que se cuenta en esta película es importante porque, aunque sea un acontecimiento que sucedió años atrás, la realidad que expone sigue siendo actual y además es universal (aún existen persecuciones contra cristianos, falta de derechos y libertades en el culto y la religión). También es fundamental porque esta historia, como otros muchos sucesos similares al que sufrió Méjico durante esos años, ha permanecido oculta desde entonces; un drama que ha marcado una nación, orientándola hacia una democracia, ha permanecido olvidado por las memorias de los mismos mejicanos y por el mundo entero. El impacto que ha suscitado la producción y estreno de esta película, que anuncia una verdad impactante y reveladora, ha causado, incluso, que el gobierno de Méjico y otras muchas personalidades actuasen en contra de su distribución, acusando al film de contrario a la realidad y de revolucionario, al apoyar los sucesos del pasado protagonizados por un grupo de “terroristas católicos”; no obstante, como también sucedió en la guerra civil, estas reacciones han provocado aún más la respuesta del público a favor de la verdad.

Como podemos apreciar en la película, el equipo ha contado con un gran trabajo de documentación que ha permitido presentar la historia lo más fielmente posible a la realidad. El vestuario y los decorados nos demuestran la brillantez de la época, con una fotografía luminosa, que emplea grandes perspectivas que nos impactan, pues nos hacen descubrir un próspero Méjico del siglo XX y el dramático resultado de los múltiples encuentros armados; pero también se acerca al espectador empleando planos más cercanos para las escenas más íntimas, que permite que empaticemos mejor con los personajes. La música de James Horner, épica, y algo similar a lo que escuchamos en Avatar y Troya, acompaña el drama provocando en las escenas más impactantes la emoción deseada. A la hora de trabajar el guión, el director contaba con la ayuda de los familiares de los mártires, lo cual a ayudado a presentar la historia con una mayor objetividad, aunque la narración se centra más en lo que vivieron una serie de personajes durante el conflicto; no obstante, la falta de un protagonista en concreto y las diversas tramas entrelazadas y empujadas por personajes diferentes, ayudan a que obtengamos una visión más global de la guerra civil mejicana y de cómo la vivieron los que participaron en ella, los que se encontraban inmersos en la batalla y los que trabajaban tras ella. La objetividad de la película ha permitido que conozcamos las crudezas más graves de uno y otro bando.

Los Cristeros

El director de la cinta es Dean Wright, un hombre que muy reconocido por su participación en la dirección de los efectos visuales de grandes películas, tanto histórica como artísticamente hablando, como Titanic y Terminator 2: el juicio final, ambas dirigidas por James Cameron y otros proyectos reconocidos por la Academia como El sexto sentido, Mi gran amigo Joe, Más allá de los sueños…  Pero su ascenso al mundo del cine como director fue consecuencia de su trabajo como segundo director en la trilogía de El señor de los Anillos y el segundo film de Narnia. El director, inspirado por su fe, pero sobretodo, por el deseo de contar la historia de personajes ejemplares, se atrevió a crear esta película, que desafía a los grandes tabúes de la historia y el arte.

En la película, el personaje de Andy García –excepcional en la película-, el general Enrique Gorostieta, antiguo combatiente en la Revolución de Méjico, es en el que recae casi toda la atención del espectador y digo casi toda, porque el jovencísimo Mauricio Kuri, interpretando el papel de José, es quien se gana el corazón del público; pero en realidad, ambos personajes son claves para el ritmo de la narración y sobretodo, para la transformación que experimenta el general. La actitud del niño, la pureza de su sacrificio y su fe, siguiendo el modelo de Cristo –en el que además, encontramos ciertas semejanzas-, inspiran al personaje de Andy García, quien, al frente de un ejército con el que no comparte la fe, se irá dando cuenta, poco a poco, del verdadero significado de las grandes desgracias y sacrificios de tantos mártires; por otro lado, cabe resaltar el papel de Peter O’Toole, destacable por su importante y excelente carrera (El león en invierno, Lawrence de Arabia, Becket…), que, aunque pequeño, es grande y significativo.

Oficio en "Cristiada"

La película resulta algo larga, pero como la narración es rápida e intensa, a penas se percibe el paso del tiempo. Es una película sobre la fe, pero también sobre la libertad; ambas cosas, fundamentales para cualquier sociedad y ser humano, derechos que si se violan hacen reaccionar a la gente hasta el punto de que incluso pueden ser provocadas importantes guerras, como por ejemplo ocurrió en la Guerra Civil de España o en la Segunda Guerra Mundial. Como dice el director, Dean Wright, el cine no sólo muestra un acontecimiento ni inspira a las personas presentando pequeños actos de sacrificio y valor, sino que además, puede lograr mover a las personas y las reacciones que puede suscitar esta película pueden ser diversas, pero sólo aquellos que descubren un reflejo de sí mismos o de su pasado familiar en ella, tanto en el sentido positivo como en el negativo, serán los que sentirán que su corazón ha sido provocado, porque esta historia, en realidad, logra tocar el corazón de todos. 

Continúa el camino...
Paz y seguridad en la gobernanza global
A mí a través de ti
IX Jornadas Fernando Rielo de Pedagogía
El compromiso del cine por un mundo mejor

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar