Home > Cine > ¡Corred, malditos!

¡Corred, malditos!

Ficha técnica

El corredor del laberinto Las Pruebas (2015) - Wes Ball - Germán Esteban EspinosaTïtulo: El corredor del laberinto: Las pruebas

Director: Wes Ball

Guión: T. S. Nowlin (Novela de James Dashner)

Producción: Marty Bowen, Eddie Gamarra, Wyck Godfrey, Ellen Goldsmith-Vein, Joe Hartwick Jr., Lee Stollman

Dirección de fotografía: Gyula Pados

Reparto: Dylan O’Brien (Thomas); Kaya Scodelario (Teresa); Thomas Brodie Sangster (Newt); Nathalie Emmanuel (Harriet) Rosa Salazar (Brenda); Aidan Gillen (Janson); Ki Hong Lee (Minho); Giancarlo Esposito (Jorge)

Duración: 131 minutos

País: Estados Unidos

Año: 2015

Distribuye: Twentieth-Century Fox

Germán Esteban Espinosa


Reafirmamos que las películas de la saga El corredor del laberinto son, con diferencia, las mejores de todas las adaptaciones cinematográficas de novelas para adolescentes. Como novela posiblemente gane la primera entrega de Los Juegos del Hambre, que es realmente fantástica, pero como película, la de los corredores se come con patatas a la competencia, porque en vez de apostar por mostrar de una manera mema y cursi las relaciones falsamente románticas de los protagonistas, centra su atención en la trama, la acción y la emoción.

Además, sabe cómo desarrollar las subtramas dentro de la trama principal. En teoría del guión se conoce a la trama como el conjunto de situaciones que hacen a la película avanzar. En este caso serán todas las aventuras, conflictos y obstáculos que los personajes tienen que superar de camino a su objetivo, la salvación. Las subtramas, por su parte, son las relaciones argumentales que se establecen entre los personajes. Es muy típico que en toda trama de acción se desarrolle alguna subtrama de amor. ¿Dónde está el gran problema de muchas de las películas procedentes de literatura adolescente? En que la subtrama muchas veces fagocita la acción de la trama o la interrumpe incesantemente.

El corredor del laberinto Las Pruebas (2015) - Wes Ball - Dylan O’Brien - Kaya Scodelario Germán Esteban Espinosa

Para que lo comprendan mejor, tomemos el aborto cinematográfico que supuso la última entrega de Terminator. ¿Por qué el ritmo estaba tan torpemente torpedeado? Porque no sabían introducir las subtramas en la trama, sino que las separaban. De ese modo, a una escena de acción le seguía una interminable secuencia de diálogo superficialmente trascendente entre Sarah Connor y el futuro padre de su hijo. A la segunda parte de la saga Divergente le pasaba lo mismo: una escena de acción era seguida de una secuencia mema y cursi hasta la náusea de los dos protagonistas charlando.

Sin embargo en El corredor del laberinto: Las pruebas, al igual que en la primera entrega, las subtramas se encuentran bien introducidas en la trama, de modo que no llegan a cansar ni a atascar la acción, sino que aparecen en el momento y lugar adecuado. También ayuda a tener esta sensación la tremenda acción que derrocha, haciendo que los personajes no dejen de correr y que el espectador permanezca expectante en su asiento.

No obstante, sí se notan ciertos errores o faltas que en la primera entrega no existían, como el derrame cerebral que parece sufrir el protagonista cuando se queda alelado frente a un peligro mortal en vez de salir disparado en dirección contraria; o cuando decide hacer preguntas estúpidas en situaciones en las que la imagen ya nos da una respuesta clara.

El corredor del laberinto Las Pruebas (2015) - Wes Ball - reparto protagónico - Germán Esteban Espinosa

Dejando eso a un lado, esta saga sigue destacando por lograr que el tembleque de la cámara esté tan bien realizado que el espectador no sienta ninguna molestia ni pérdida de información audiovisual. John Ford decía que lo más cinematográfico era ver a un caballo correr en pantalla; pero funciona igual de bien que un grupo de chicos corran a todo tren mientras son perseguidos por zombies, mercenarios, tormentas, etc.

El corredor del laberinto: las pruebas es una película esencial para los que disfrutamos con la saga. Aunque haya perdido parte del encanto de la primera entrega, consigue mantenernos con tensión y provocarnos unos cuantos sustos de los que nos hacen brincar en la butaca. Esperemos que la tercera entrega ponga un broche final correcto a la saga y no se hunda, como hizo la última novela de Los juegos del hambre, en una memez repetitiva y tremendamente soporífera.

Dato cinéfilo

Esta película nos sirve también para comprobar cómo las series estadounidenses son los grandes trampolines para las películas de Hollywood. En la presente cinta observamos a dos grandes secundarios de series televisivas: Aidan Gillen, archiconocido por representar a Peter Baelish, Meñique, en Juego de tronos; y el inquietante Giancarlo Espósito, hierático capo de la droga en Breaking Bad.

Continúa el camino...
assassins creed
Assassin’s Creed: tan mala que parece una parodia del videojuego
Superman Tierra Uno Vol 2. Brillos y efectos espectaculares
Superman Tierra uno Vol 1: La actualización del mito
Ahora me ves 2
Ahora me ves 2: Magia y diversión aseguradas de nuevo

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar