Home > Cine > Celuloide contemporáneo

Celuloide contemporáneo

Fernando Bonete Vizcaino

Esta semana repasamos cinco momentos estelares de la Historia Contemporánea a través del cine de perspectiva social y bélica. Comenzamos nuestro periplo con Los duelistas, la opera prima de Ridley Scott. Se trata en este caso de una película de guerra, pero sin guerras, un viaje de 15 años en el enfrentamiento entre dos húsares que se batirán a duelo en diversas ocasiones para defender su honor en pleno periodo de conquistas napoleónicas. El sucesivo batirse de los oficiales Feraud y D’Aubert será testimonio del cambio de mentalidad que operará en esta etapa de revoluciones. El combate entre el hombre romántico y nacionalista, que lo sacrifica todo por sus ideales, y el reflexivo hombre nuevo “realista” y que se adapta a toda circunstancia para satisfacer sus intereses. Les invito a ver el genial filme, por lo demás perfectamente ambientado, para descubrir el desenlace. A pesar de su escasísimo presupuesto y todas las eventualidades que se presentaron durante el tiempo previo al rodaje, Los duelistas es fiel representante de los grandes procesos de conciencia que operan en el primer cuarto del siglo XIX. 

Nos desplazamos hacia el sur para desembarcar en la Sicilia de plena mitad decimonónica. Cual garibaldinos, traemos a Italia la Revolución Mazziniana con El gatopardo. El príncipe de Salina va a ser la piedra angular representativa de la transformación de la nobleza para adaptarse a los nuevos tiempos de unificación italiana y parlamentarismos. A pesar de no creer en la efectividad del espíritu de mejora, don Frabrizio Salina entiende que seguir en apariencia el cambio político es determinante para perpetuar la estirpe familiar aristocrática. Que los más desfavorecidos deban pagar por esta transformación o que la pujante clase burguesa quiera darse desagradables y ridículos aires de grandeza son minucias que tienen que cambiar para que todo siga igual. Este magnífico filme reflejo de la historia nacional no solo es espléndido intelectualmente, sino que es una verdadera obra de arte cinematográfica. Cada uno de sus fotogramas es un cuadro de época.

Menos exigente en lo formal es La guerra del opio, como también algo partidista por su procedencia, pero un documento imprescindible para entender a modo de síntesis el procedimiento de protectorado, y en cierto modo colonial, decimonónico. La Segunda Guerra del opio es planteada y expuesta con rigor, sus causas y principales personajes históricos presentados de forma concisa. Destaca la interpretación del devenir bélico entre ambos países por sus diferencias tecnológicas, una significación que comentábamos en Hombre en camino en la reseña sobre el libro El poder y el imperio de Daniel S. Headrick.

Entramos ahora en la Historia del siglo XX con una obra cinematográfica magistral, una auténtica obra de arte del exigente e innovador Kubrick: Senderos de gloria. Fiel a la práctica militar de la guerra de trincheras y conflicto de posicionamiento, el director americano refleja las irracionalidad de la oficialidad del mando francés, la deshumanización en un conflicto que solo atiende a estadísticas y falso sentimiento patriótico, pero que Kubrick salva en un inolvidable final que recupera la dignidad humana perdida. Menos profunda en sus connotaciones simbólicas, pero más descriptiva del acontecimiento histórico que recrea es El día más largo. Con un amplio elenco de leyendas del cine (Wayne, Fonda, Mitchum, Connery, Burton), nos presenta el desarrollo histórico de El Día D, desde los momentos previos hasta el final de la operación y comienzo de la invasión de Francia, pasando por el desembarco y los principales focos de batalla, exponiendo las impresiones aliadas y alemanas con acertado rigor histórico y alguna que otra curiosidad.

Te animamos a recomendar otros ejemplos cinematográficos que ayuden a descubrir la Historia Contemporánea…

Continúa el camino...
«Le Redoutable». Cuando Godard mató a Godard
«La Atlántida roja». El fin del comunismo en Europa
El retorno de un rey. La aventura británica en Afganistán 1839–1842
Voces ahogadas. Los crímenes comunistas en Rumanía

2 Responses

  1. Muy adecuado el artículo 😉 leyéndolo, he pensado que estaría chulo hacer una comparativa entre la visión histórica en el cine, con perspectivas diferentes, de algunos sucesos, como por ejemplo se ve en “Banderas de Nuestros Padres” y “Cartas desde Iwo Jima”; para analizar qué diferentes planteamientos ofrece el cine acerca de un acontecimiento-hito histórico… podría estar interesante. No sé si me explico.. XD

  2. Pues me parece una propuesta muy interesante Marta. ¿Te animas a acometer la empresa? Sé que la Segunda Guerra Mundial es uno de tus temas históricos preferidos y has leído mucho sobre el periodo. Si a eso unimos que eres redactora de la sección Cine…

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar