Home > Cine > Carne de presidio

Carne de presidio

Ficha técnica

A cambio de nada (2015) - Daniel  Guzmán - Francisco Javier Moreno MinteguiTítulo: A cambio de nada

Director: Daniel Guzmán

Guion: Daniel Guzmán

Producción: Daniel Guzmán, Miriam Ruiz MateosIñigo Pérez-Tabernero y César Rodríguez

Dirección de fotografía: Josu Inchaustegui

Reparto: Miguel Herrán (Dario); Antonio Bachiller (Luismi); Felipe García-Velez (Caralimpia); Antonia Guzmán (Antonia)

Duración: 95 minutos

País: España

Año: 2015

Distribuye: Warner Bros

Francisco Javier Moreno Mintegui


Hay cosas que no entiendo. La fijación de la cultura española por lo delictivo, lo barriobajero, lo marginal, lo pobre, en definitiva, de eso que podríamos clasificar como “picaresco”. Esta película es un nombre más a añadir a esa interminable lista de historias sobre antihéroes que tan presentes están a lo largo de la historia de nuestro país. Pero no nos confundamos. A cambio de nada no es un moderno Lazarillo de Tormes; está más cerca de El Vaquilla que del Buscón llamado Pablos; pero sin la elegancia romántica y rebelde que poseían aquellas historias sobre El Lute o, incluso, Curro Jiménez.

A nivel técnico, Daniel Guzmán debuta con una obra muy bien hecha. La apariencia de falso documental la dota de un realismo fascinante, sobre todo en los primeros minutos de metraje, en los que el espectador puede perderse en sus propios recuerdos, todos ellos atraídos por los ruidos de lo cotidiano. En este aspecto, cabe destacar la primera toma, la salida de los alumnos de un instituto público de barrio obrero, que desde su simpleza y su plano inmóvil consigue conmover sin necesitar nada más.

A cambio de nada (2015) - Daniel Guzmán - Miguel Herrán - Antonio Bachiller - Francisco Javier Moreno Mintegui 03

La interpretación también es correcta, muy efectiva; cada uno de los actores, incluidos la dupla protagonista, consiguen una credibilidad fantástica para sus personajes. Un reparto excelente, coronado con un magnífico Luis Tosar, y acompañando de unos secundarios excelentes, pero que aun así no llegan a eclipsar a los jóvenes protagonistas, posiblemente debido al tiempo que aparecen en pantalla, lo que habla muy bien de la labor de Guzmán en la dirección del metraje.

Sin embargo, hay algo en esta película que desmerece todo el trabajo, buen trabajo, con el que se ha rodado. Y es la historia. La picaresca siempre tiene un componente de redención, o al menos, de justicia final. Nada de esto encontramos en la película. El protagonista es un delincuente, que roba, miente y se aprovecha de su situación para salirse con la suya. Incluso se aprovecha de sus amistades, poniéndolas en peligro, para sus egoístas fines. Constantemente, el espectador espera la aparición de un elemento redentor, pero todo es desechado. El personaje de Antonia, lejos de ser fundamental para la historia, como parece que puede ser por la publicidad o el tráiler, es totalmente de relleno, y su desaparición no afectaría al desarrollo de la historia. Y Cuando parece que va a hacerse justicia, el sistema falla de nuevo, y el protagonista se escapa de nuevo. Pobrecillo, es esclavo de sus circunstancias. Con lo que se justifica toda su detestable actitud a lo largo del filme.

A cambio de nada (2015) - Daniel Guzmán - Miguel Herrán - Francisco Javier Moreno Mintegui

Darío, el protagonista, sólo puede definirse como odioso, destruye todo lo que le rodea por culpa de su egoísmo. Y aquí está el gran fallo de la película, porque siendo Darío tan ruin y despreciable como es, pretende que caiga simpático al espectador. Sin entrar a la ridícula justificación final. Porque no, un divorcio, por muy duro y desagradable que sea para todas las partes, no justifica la mentira, el daño a los seres queridos ni el hurto mayor. Y si esto es así, nadie es culpable de nada porque sus circunstancias le obligaron. Con un mensaje tan horrible, por muy bien hecha que esté la película, no puede calificarse como buena. Es más, yo no la recomendaría a nadie simplemente por ese detalle. Y es una lástima, porque es cine bien hecho.

En definitiva, una película española muy bien hecha, con actuaciones convincentes y realistas (en algunos momentos parece que estamos ante un episodio de Hermano mayor), cuyo mayor lastre es una historia patética y deleznable, que además hace agua los últimos veinte minutos, siendo muy precipitada. A pesar de su horrenda moraleja, se le puede, y creo que se debe, dar una oportunidad.

Dato cinéfilo

Daniel Guzmán, conocido por su papel de Roberto en la serie de televisión Aquí no hay quien viva, debuta tras las cámaras con esta obra, que ha sido la gran triunfadora del Festival de Málaga, alzándose con los premios a Mejor Película, Mejor Director, Mejor Actor Secundario y Premio Especial de la Crítica.

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar