Home > Cine > 70 veces De Niro

70 veces De Niro

Jorge Velasco Fernández
@JorgeVF88

Robert De Niro, el hijo predilecto de Brian de Palma, con el que rodó 4 películas, desde Saludos (1968) hasta Los intocables de Eliot Ness (1987), y de Martin Scorsese, con el que ha trabajado en más de 9 ocasiones empezando por Malas Calles (1973), Taxi Driver (1976) hasta el próximo estreno en 2014 de The Irishman, acaba de cumplir 70 años y parece que ha recuperado la forma de antaño pese a que ya se nota que le pesan los años.

Este actor de Nueva York, al que se le ha apodado como Bobby Milk por su tez pálida o Kid Monroe, ha hecho alrededor de 100 películas en las que ha participado en todo tipo de géneros, mostrando así que es un actor de método, muy camaleónico y versátil. Este don, o facilidad para encarnar varios tipos de papeles, le ha servido para que le reconocieran en 7 nominaciones a los Oscar y le galardonasen en otras dos como mejor actor de reparto: por El padrino II en 1974, y por Toro Salvaje, en 1980 (papel, por cierto, que está considerado como una de las mejores 10 interpretaciones del mundo del séptimo arte).

Robert De Niro en "Toro Salvaje"

Para aquel rol, el de dar vida al emblemático púgil Jake La Motta, De Niro ganó 27 kilos de músculo para resultar lo más verosímil posible al hombre al que debía encarnar. Estuvo meses aprendiendo a moverse en un cuadrilátero, entrenando con los mejores preparadores del mundo en el noble arte del boxeo.

Aquel premio, fue el último galardón que recibió el actor neoyorkino. Desde aquel momento parecía como si ya hubiese hecho todo lo que tenía por hacer en cuanto a grandes papeles se tratase. Ya había hecho también El Cazador dos años antes, pero aún le quedaban ciertos papeles interesantes y divertidos como los de Casino o la anterior Uno de los nuestros, ambas de su amigo y director Marty Scorsese. Después de estos trabajos, De Niro comenzó su declive. La edad avanzaba y los papeles protagonistas comenzaban a esfumarse. Era hora de pasarse a las comedias románticas para hacer de padre de familia. Y así hizo su incursión con Los padres de ella en 2000.

De Niro en "El cazador"

Estos años desde los 90 hasta ahora han servido también para que al veterano actor le picase el gusanillo de ponerse tras la cámara y rodar, contar su propia historia. Así, en 1993, dirigió Una historia del Bronx, de la que recibió muy buenas críticas. Pero no tuvo tanta suerte con su último trabajo, El buen pastor, allá por 2006; fracaso absoluto con una historia demasiado falta de ritmo y de excesiva duración que no terminó de convencer. Durante 2003 superó un cáncer de próstata que le mantuvo todo el año en el dique seco.

De Niro lleva más de 12 años haciendo películas mediocres, alguna incluso por debajo de este calificativo. Ahora, con su última nominación al Oscar por El lado bueno de las cosas, parece que podría vivir una segunda época dorada con papeles secundarios de gran calibre y que le podrían encumbrar como un gran actor nuevamente, alcanzando así con 3 estatuillas a grandes intérpretes como Jack Nicholson, Walter Brennan o Daniel Day-Lewis, probablemente el mejor actor de todos los tiempos.

Continúa el camino...
La belleza desarmada: solución a los problemas del hombre
Falcó: en tiempos de guerra…
Ignacio de Loyola: guerrero al servicio del Señor
‘Z. La ciudad perdida’: un viaje intelectual hacia el asombro

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar