Home > Ciencia > Transgénicos

Transgénicos

Eduardo Mirón López
@EduardoMironLpz


El hecho de que el ser humano descubriese que podía criar lo que se iba a comer en vez de ir a cazarlo o recolectarlo cambió su provenir. Seguramente que no fue sencillo, el proceso llevó largos años e imagino que no menos coces de vacas a medio domesticar, pero fue tan importante que partimos la historia en ese hito que ocurrió hace unos once o doce milenios. ¿Qué podría desear el primer agricultor o ganadero de la historia? Fácil: producir más, que sus cereales fuesen resistentes a las plagas, que las cabras dieran más leche, que los del poblado vecino no vinieran a pedrada limpia a robar el ganado… Hay una respuesta común para todo ello (bueno para lo último no, para eso hubo que inventar murallas y armas) en la que profundizaremos a continuación.

Si vives de la leche que te dan diez cabras, una de ellas da el doble que las otras y tienes dos dedos de frente tratarás de que ese animal dorado tenga más cabritos que las otras nueve con la esperanza de que las cabras del futuro den todas el doble de leche que las otras. Así de sencillo se demuestra la evolución de las especies. Ahora sabemos que los que rigen este proceso son los genes y que la descendencia puede heredar o no las características de sus progenitores. Se puede argumentar que no le puede tocar la lotería al que no compra, pero cabe la remota posibilidad de que una mutación aleatoria haga que una cabra cuya madre daba un dedal de leche al día dé dos cubos. En cualquier caso hace miles de años lo que se sabía es que esta selección a la larga funcionaba y a día de hoy podemos decir que efectivamente la probabilidad estadística lo respalda.

maiz_comun_atacado_por_plaga(izq)_y_transgenico_sano(dcha)

Con paciencia, tiempo y trabajo se pueden conseguir especies superiores a las pretéritas y esto lo vemos en las muchas variedades de plantas cultivables y animales que existen hoy por el esfuerzo del hombre y no por el simple trabajo de la naturaleza. El ser humano ha moldeado a las especies de las que se alimenta hasta hacerlas muy productivas (y totalmente dependientes de él, porque las vacas a su libre albedrío en la sabana iban a durar un rato), pero ha llegado a un punto en que su creciente demanda no se puede satisfacer a tiempo con las técnicas de antaño. Afortunadamente los conocimientos tampoco son los de antaño y ahora es posible acelerarlo todo.

Gracias al trabajo de científicos como Gregor Mendel, Rosalind Franklin, James Watson, Francis Crick o Severo Ochoa entre muchos otros hoy somos capaces de hurgar más en el mecanismo de la evolución. Antes tenía que aparecer naturalmente la mutación o la combinación de genes que supusiera un avance, pero ahora podemos hacer que ello ocurra artificialmente. Todavía está por llegar el momento en que conozcamos por completo cómo ir desde el manual que es el ADN hasta el producto acabado que es el ser vivo adulto, pero algo se puede ir haciendo ya. De cualquier forma no hay que olvidar que en la fase en que nos encontramos el proceso se parece a modificar líneas de código de un programa informático del que sólo podemos leer la centésima parte. Por ello aún hay mucho de ensayo y error.

Breeding_transgenesis_cisgenesis

Las distintas modificaciones genéticas que pueden hacerse en un ser vivo hacen que a la nueva especie se la denomine transgénica (se han añadido genes de otra especie), cisgénica (se han añadido genes de una especie muy cercana a la de partida) o subgénica (se han eliminado genes). Las especies cisgénicas son generalmente tratadas como transgénicas, pero existe una corriente de opinión entre los científicos que aboga por hacer esta diferencia. La realidad es que la mayor parte de lo que llamamos transgénico es realmente cisgénico, principalmente porque nuestras capacidades hasta hace poco hacían que obtener productos realmente transgénicos fuera mucho más complicado. Para poner algunas cifras a todo esto, la primera patente de un producto transgénico data de 1983, mientras que el primer subgénico se patentó el año pasado.

alimentos_transgenicos

¿Suponen algún riesgo los alimentos transgénicos? No más que otros elementos artificiales que el hombre ha ideado. Si tocas un cable de alta tensión tienes todas las papeletas para irte por la posta, pero por eso los ponemos en lugares de difícil acceso y con los aislamientos pertinentes. Y todos agradecemos la energía eléctrica, al igual que los irlandeses habrían agradecido tener patatas resistentes a las plagas que hubieran evitado la hambruna que entre 1845 y 1849 acabó con más de dos millones de compatriotas. Lo que es cierto es que deben estudiarse a fondo las especies modificadas genéticamente antes de liberarlas en la naturaleza para evitar sorpresas desagradables, pero eso sólo requiere tiempo, dinero y gente preparada.

Una última cosa. Animo a todos aquellos lectores que lo deseen a contactar conmigo tanto a través de la Web como en Twitter (@EduardoMironLpz) tanto para alabar/denostar estos artículos, como para simplemente comentar cualquier tema científico.

Continúa el camino...
Sistema imperial
Sistema Imperial
Lord Kelvin
Lord Kelvin
Navidad fractal
LISA Pathfinder

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar