Home > Ciencia > Pitágoras

Pitágoras

Eduardo Mirón López
@EduardoMironLpz


Cuando fijamos la vista en objetos distantes es fácilmente que no captemos los detalles de lo que vemos y que su imagen se distorsione. Algo muy parecido ocurre cuando tratamos de conocer hechos lejanos en el tiempo. La realidad se confunde con la ficción y la verdad puede perderse entre adornos y olvidos. Precisamente esto ocurre con el personaje del que hoy conoceremos un poco más. Pitágoras es el primer nombre que aparece relacionado con las matemáticas y su obra se pierde en los mitos de la creación de esta ciencia de la misma forma y por los mismos motivos que figuras como Aquíles u Odiseo.

Según las escasas y no demasiado fiables fuentes existentes, Pitágoras nació en la isla de Samos en el 569 a. C. Hijo de un mercader de Tiro, aprendió a tocar la lira, escribir poesía y recitar a Homero como cualquier joven de buena familia de la época. Su instrucción  fue variopinta y muy rica, ya que acompañaba a su padre en sus viajes de ciudad en ciudad. Así, se cita como maestros suyos a Ferécides de Siros, Tales y Anaximandro, todos ellos grandes genios de la antigüedad. Estos últimos le aconsejaron continuar su instrucción en Egipto, por entonces a la vanguardia en el desarrollo de la geometría. Allí fue el joven y sus estudios cambiaron cuando en el 525 a. C. Persia invadió Egipto. Pitágoras se vio en Babilonia como un prisionero de guerra más, pero antes de ser liberado empleó su tiempo en absorber los conocimientos babilonios. Para cuando fue libre de nuevo, el genio había terminado de formarse y los cambios eran evidentes. Había desarrollado lo que sería la filosofía pitagórica rodeada de secretismo, había adoptado una vida ascética, el vegetarianismo y no vestía prendas hechas con pieles de animales.

Pitágorasb

Finalmente se estableció en Crotona, una colonia griega en la actual costa calabresa de Italia.  Allí fundó una escuela filosófica y religiosa que alcanzó gran renombre, cuyos seguidores se llamaban a si mismos matematikoi. Éstos formaban lo que hoy llamaríamos una secta, si bien buscaban el avance científico lo cual no deja de ser loable. La Hermandad Pitagórica se extendió rápidamente, fundándose nuevos grupos en otras ciudades de la actual Italia, pero su influencia política le granjearon no pocos enemigos que al final supusieron su perdición.

Los seguidores de Pitágoras fueron a la vez beneficiosos y dañinos para su obra. Por un lado ensalzaron su obra lo suficiente como para que llegara a nuestros días, pero también distorsionaron al personaje. Todos los avances en medicina, filosofía, astronomía, matemáticas y ciencias naturales se atribuyeron al propio Pitágoras. Cierto es que su influencia y valor intelectual eran impresionantes y que seguramente tuvo parte en al menos la mayoría de los descubrimientos, pero tendría que haber vivido varias veces para hacer tanto.

Sí que es muy probable que el propio Pitágoras desarrollara las leyes que definen los intervalos musicales regulares y que inventara el monocordio. Seguramente que también participó activamente en la demostración de los teoremas matemáticos como el que lleva su nombre, la existencia de número irracionales y de sólo cinco poliedros regulares. Sin embargo es más probable que en los descubrimientos astronómicos tuviera menor participación de la que se le atribuye.

Teorema de Pitágoras y serie armónica

Aun con todo, la mayor influencia de Pitágoras en sus coetáneos fue en el ámbito religioso y filosófico. Tanto Aristóteles como Platón hacen referencia a sus discípulos y destacan a su fundador como creador de un modo de vida. Su alcance en estos planos se vieron limitados por las persecuciones que sufrieron sus seguidores. El propio Pitágoras murió en Metaponto tras huir de Crotona en la que él y sus seguidores eran perseguidos cada vez con más saña. Se cree que murió en el 475 a. C., pero su legado y el de sus seguidores tuvo tal influencia en la fundación de la geometría euclídea que a día de hoy le consideramos el primer matemático, mientras que en su tiempo fue una figura más cercana a héroes como Diomedes Tideida o Ayax Telamonio que a la de un mero mortal.

Continúa el camino...
Sistema imperial
Sistema Imperial
Lord Kelvin
Lord Kelvin
Navidad fractal
LISA Pathfinder

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar