Home > Ciencia > Motores de combustión interna

Motores de combustión interna

Eduardo Mirón López
@EduardoMironLpz


Desde su invención hasta hoy los motores de combustión interna han evolucionado notablemente. Para todos nosotros es común utilizar algún ingenio de esta clase lo que ha llevado a que si a cualquiera nos piden que demos un ejemplo de motor, seguramente que nombremos el de un coche o una motor, que comúnmente son motores de combustión interna. En este artículo averiguaremos algo más sobre estas máquinas.

Existen precursores de los motores que tratamos, pero el primero que se puede preciar de ser como los de hoy en día es el que en 1877 patentó Nikolaus Otto. Este ingeniero alemán creó el primer motor de cuatro tiempos junto con Gottlieb Daimler y Wilhelm Maybach, aunque en 1886 perdió los derechos en los tribunales. Este revés legal seguramente que no les hizo mucha gracia, pero como el diseño era excelente fue rápidamente copiado (en 1889 había más de 50 compañías fabricando motores Otto) y siendo tan popular es fácil de entender que de él provengan los demás diseños que hoy conocemos.

El motor Otto era un armatoste de tremendas proporciones, más orientado a su uso industrial que a su uso automovilístico (en 1877 esta palabra no existía, fue ocho años más tarde cuando Karl Benz creó el primer automóvil). Daimler y Maybach opinaban que había que reducir el tamaño con objeto de buscarle más usos, mientras que Otto pensaba que lo mejor era hacer motores mayores para aplicaciones estacionarias. Las diferencias de opinión hicieron que se separasen de forma muy poco amistosa. Daimler y Maybach se tuvieron que buscar un nuevo empleo, que resultó ser trabajar para Karl Benz y juntos fundar la empresa que hoy es Daimler-Benz AG (seguramente que os suena, Mercedes-Benz es sólo una de sus divisiones lo que da una idea de su tamaño). Al final Otto se equivocaba, de hecho su empresa Deutz es hoy una de las mayores fabricantes de vehículos pesados.

El origen del motor Otto tiene muchas curiosidades, pero ¿qué motor es este? Pues es el motor de gasolina. El motor Otto original es de cuatro tiempos y realiza un ciclo de cuatro pasos:

  1. Admisión: la mezcla de aire y combustible entra en la cámara de combustión.
  2. Compresión: la mezcla se comprime.
  3. Explosión: en el punto de mayor presión se dispara una chispa (provocada por la bujía) que inflama la mezcla. La energía liberada propulsa el pistón.
  4. Escape: el pistón empuja los residuos fuera de la cámara de combustión.

El ciclo se repite, con los varios pistones (al menos dos) en distintos pasos a un mismo tiempo y unidos unos a otros por el cigüeñal. Parte de la energía liberada se emplea en mantener el ciclo y otra se transmite desde el cigüeñal al eje y de ahí a lo que se quiera propulsar.

Pero el otro gran motor de este tipo que todos conocemos es el diésel, llamado así por su inventor Rudolf Diesel. El primer motor de este tipo se presentó en 1893 por el citado ingeniero alemán y difiere del Otto en que utiliza el principio de autocombustión, que describe cómo ciertos combustibles arden sin necesidad de un detonante bajo ciertas condiciones de presión y temperatura. Así estos motores también funcionan en cuatro tiempos, pero con la diferencia de que el combustible y el aire entran separados y sólo con la compresión tiene lugar la explosión.

Las diferencias entre ambos motores son mucho menores hoy en día. El diésel es clásicamente considerado de menores prestaciones, pero su consumo y emisiones son también menores. La mayor diferencia es la que era de esperar: el coste. Los motores diésel son más eficientes y emplean un combustible más barato, pero son más caros que los de gasolina y los recambios pueden ser también más costosos.

Si bien los motores que hemos tratado son muy comunes para nosotros, no menos son otros tipos de motores como las turbinas de gas o el motor Stirling (ambos pertenecen también a la familia de los motores térmicos) o los cada vez más usados motores eléctricos. De todos ellos hay mucho que decir, pero será en otros artículos.

Continúa el camino...
Sistema imperial
Sistema Imperial
Lord Kelvin
Lord Kelvin
Navidad fractal
LISA Pathfinder

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar