Home > Ciencia > Marie Curie

Marie Curie

firma

Eduardo Mirón López
@EduardoMironLpz


En las varias biografías resumidas de científicos de renombre que llevan mi firma y se han publicado hasta la fecha en Hombre en Camino hay un rasgo común, amén de la brillante carrera científica de todos ellos. Hasta la fecha todos eran hombres. Lejos de mí guiarme por ningún estúpido afán de querer resarcir a la lectoras atendiendo a algún sinsentido sentido de igualdad. Esta gran científica se merece por méritos propios que se ensalce su figura y si alguien se siente ofendido por el esbozo de mi opinión sobre lo que la igualdad significa, le remito a la siguiente frase cuya opinión comparto: “Nunca he creído que por ser mujer deba merecer tratos especiales. De creerlo estaría reconociendo que soy inferior a los hombres, y yo no soy inferior a ninguno de ellos”.

La cita anterior pertenece como era de esperar a Marie Curie. Si bien se la conoce principalmente por este nombre, la realidad es que su apellido de soltera era Sklodowska. Nació el siete de noviembre de 1867 en Varsovia, que entonces pertenecía al Imperio Ruso. La familia  Sklodowska había conocido tiempos mejores para cuando nació Marie. Debido a sus afiliaciones nacionalistas, las autoridades rusas habían desposeído de sus propiedades tanto a su familia paterna como materna. La persecución incluyó el despido de su padre de su respetado puesto como profesor de física y matemáticas. Pero en las crisis nacen las oportunidades y cuando prohibieron la instrucción científica a los polacos, el padre de Marie llevó a su casa gran parte del material de laboratorio al que tenía acceso y pasó a enseñar clandestinamente a sus hijos.

Marie Curie en su laboratorio

Clandestina es una buena forma de definir la formación de Marie. Mientras pudo asistió a clase por la vía legal con excelentes resultados, pero pensar en una educación superior siendo una mujer y perteneciendo a una familia de disidentes empobrecidos era una quimera. Aunque hablar de imposibles cuando se trata de ella es tentar a llevarte una sorpresa. Y así fue, porque siguió estudiando en la “Universidad Flotante”, una institución para estudiantes polacos prohibida por las autoridades rusas.

No sin muchas dificultades (las mayores económicas), Marie consiguió finalmente cursar estudios superiores en 1891 al matricularse en la Universidad de París. En unos pocos años consiguió graduarse no sin pocos apuros financieros porque académicamente era excelente. En esta época conoció a Pierre Curie con el que empezó compartiendo laboratorio. Rechazó casarse con él pues pensaba volver a Polonia (a pesar de que Pierre era un reconocido investigador afirmaba que la seguiría a Polonia incluso aunque sólo pudiera trabajar enseñando francés), pero en 1894 le negaron un puesto en la Universidad de Cracovia por ser mujer. La insistencia de Pierre, que aunque le escribía animándola a doctorarse en París lo que buscaba era tenerla cerca, la hizo volver y en 1895 se casaron en la localidad de Sceaux. Los unía su afición por los paseos en bicicleta, los viajes al extranjero y la investigación científica.

En 1895 Wilhelm Rötgen descubrió los rayos X en Munich y un año más tarde Henri Becquerel se percató de que las sales de uranio emitían algo que parecían rayos X (que lo eran), pero ninguno conocía el mecanismo de estos fenómenos. A Marie le pareció un tema interesante en el que podría desarrollar su doctorado y comenzó a estudiar las sales de uranio. Durante los años que siguieron, los Curie se consagraron a la búsqueda de materiales radioactivos y al estudio de la radiación propiamente dicha. Para ello fueron de gran utilidad los conocimientos prácticos que Marie aprendió de su padre, en los que se basó para crear el primer medidor de radiactividad.

Ya en 1898 los Curie descubrieron dos nuevos elementos radioactivos a los que bautizaron como Polonio y Radio. En 1903 sus avances fueron reconocidos con el premio Nobel en Física, siendo Marie la primera mujer en ganarlo. Su vida continuó con éxitos personales y profesionales hasta 1906 en que Pierre murió atropellado por un carro de caballos. La desgracia hundió a Marie y sólo se recuperó al recibir la cátedra de Pierre en París. Ella sólo pensaba en avanzar como tributo a Pierre, pero a la vez se convirtió en la primera catedrática de la historia de la universidad parisina.

pierre-marie-curie-cincodays

En 1910 sus ambiciones tuvieron premio al poder aislar por primera vez el Radio del que años antes descubriera su existencia, lo que al año siguiente le valió el Premio Nobel de Química. Se convertía en la primera persona en ganarlo dos veces (otras tres personas lo han conseguido después). Cuando estalló la Primera Guerra Mundial, Marie había demostrado la utilidad de los materiales radiactivos para la obtención de radiografías. Diseñó, implantó y dirigió el primer servicio radiológico militar durante la guerra para ayudar a los médicos en la campaña. Su labor humanitaria durante este periodo nunca será suficientemente reconocida.

Marie Curie murió en 1934 debido a una enfermedad derivada de su exposición a la radiación sin tomar ninguna medida de protección. Lo cierto es que todo lo que la rodeaba estuvo expuesto, hasta el punto de que actualmente hasta su libro de recetas de cocina está guardado en una caja de plomo porque es altamente radioactivo. Su legado es invaluable tanto en lo científico como en lo personal, pero sus descendientes lo mantuvieron con gran dedicación. Sirva de ejemplo que una de sus hijas también recibió el Premio Nobel de Química.

Continúa el camino...
Sistema imperial
Sistema Imperial
Lord Kelvin
Lord Kelvin
Navidad fractal
LISA Pathfinder

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar