Home > Ciencia > Encelado

Encelado

Comparación de tamaño entre la Tierra, la Luna y Encelado copia

Eduardo López Mirón
@EduardoLpzMiron


Para aquellos que siguen las noticias que van apareciendo sobre la exploración de nuestro sistema solar la sonda Cassini les será familiar, para los que no basta decir que es parte de la misión Cassini-Huygens que lleva estudiando a Saturno y sus lunas desde el año 2004. La información que esta misión conjunta de la NASA, la ESA y ASI ha proporcionado no tiene precio. En su haber aparecen los siguientes logros: descubrir siete nuevas lunas de Saturno, observar la formación de una nueva luna, posar una sonda (la Huygens) en la superficie de Titán, descubrir lagos de hidrocarburos en los polos de Titán…

Sonda Cassini

Aun así esta semana es especial para Cassini. Cuando escribo esto han pasado sólo unas horas desde que se ha confirmado que Encelado contiene una enorme masa de agua líquida bajo su superficie. Hasta la fecha se había demostrado la existencia de agua líquida en Titán (la mayor luna de Saturno) y Europa (la cuarta mayor luna de Júpiter), pero las condiciones en que se haya en Encelado son muy interesantes. En el caso de Titán el entorno es potencialmente favorable para que se desarrolle vida, pero una totalmente distinta a la que conocemos pues es un entorno indescriptiblemente alienígena. En Europa puede ser que las cosas estén mejor, pero aún no se ha estudiado en profundidad. De Encelado conocemos más detalles y son prometedores.

Encelado es la sexta mayor luna de Saturno, fue descubierta en 1789 y lleva el nombre del gigante de la mitología griega enterrado bajo el Etna en Sicilia. Orbita en torno al planeta en poco menos de 33 horas y está cubierto de hielo geológicamente reciente. A principios del 2005 Cassini presenció fortuitamente una “pluma”, es decir una eyección de agua gaseosa y otros compuestos en lo que se conoce como criovulcanismo. Explicado de forma más sencilla, en Encelado hay géiseres enormes.

Plumas en Encelado (imagen real) (1)

El posterior estudio en detalle reveló que el polo sur de esta luna es un punto caliente, a una temperatura que llega hasta los -116ºC (hay que compararlos con la media de la superficie del planeta que es de -198ºC a plena exposición a la luz solar). ¿Por qué esta diferencia? Lo cierto es que no se sabe. Parece ser que el mecanismo fundamental es lo que se conoce como calentamiento de marea: cuando se orbita con suficiente excentricidad y velocidad alrededor de un cuerpo de tanta masa como es Saturno, las variaciones en la fuerza gravitacional son suficientes para deformar alternativa y significativamente la superficie, debiendo disiparse esa energía en forma de calor. Esto no quita que otros fenómenos puedan entrar en juego como reacciones químicas o nucleares.

Debido a todo ello se justifica lo que se acaba de confirmar, que bajo el polo sur de Encelado a entre 30 y 40 km hay un océano de unos 10 km de profundidad y con unos 12300 km cúbicos de agua líquida. Es por tanto grande, pero menor que lo que alberga Titán. ¿Por qué es tan especial entonces? Por su composición. El océano de Encelado es salado y contiene compuestos orgánicos. Esto se cree que es gracias a la gran diferencia, este agua está en contacto con la roca del núcleo de la luna. Todo ello redunda en que exista en torno a este satélite una atmósfera principalmente compuesta por agua, composición muy diferente a la de Titán que es mayoritariamente nitrógeno.

Si repasamos las características de Encelado (actividad geológica, agua líquida, compuestos orgánicos, etc.) entendemos el interés científico por esta luna en particular: es un muy buen candidato a albergar algún tipo de vida. No es que sea habitable para nosotros (sólo pensar en el frío que hace ya quita las ganas de ir en persona), pero puede que para otra clase de organismos. Aquí se dan la mano la exploración espacial y la de hábitats extremos como los mares bajo el hielo antártico.

Cassini seguirá observando de cerca a Encelado junto con Saturno, sus anillos y otras lunas. Aportará nuevos datos al menos hasta 2017, fecha prevista del fin de la misión. El plan es destruir la sonda haciéndola entrar en la atmósfera de Saturno. Se prefiere este método para así evitar cualquier contaminación de entornos que potencialmente pueda albergar vida. Por si acaso.

Continúa el camino...
Layla
EMI
James Watt

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar