Home > Ciencia > En busca de Spinoza

En busca de Spinoza


Violeta Sánchez Hidalgo

¿Por qué un médico neurólogo, miembro de la Academia Estadounidense de las Artes y las Ciencias, Premio Príncipe de Asturias 2005, escribe Looking for Spinoza: joy, sorrow, and the feeling brain? Por atracción. Profunda atracción por Baruch Spinoza. Movido por el legado moral que el filósofo holandés deja en el S. XVII, António Damásio se ve comprometido, como médico y hombre de su tiempo, a explorar la supuesta consanguinidad entre neurobiología y filosofía. Su meta es alta, ni el público ni la ciencia han conseguido todavía abordar los sentimientos. Entre estas hojas se da luz a la tenebrosa profundidad del sentir y la emoción. Trabaja por analizar el veneno de los afectos. Reconociendo su poder, Damásio se acerca a ellos prudente, como niño que juega con serpiente de cascabel. Superar una pasión irracional, expone, es sólo posible con otro afecto desencadenado por la razón y el esfuerzo intelectual. Esto no es en absoluto fácil de conseguir, pero el dueto Spinoza-Damásio no advierten ningún mérito en lo que es fácil. 

Las emociones se manifiestan. Los sentimientos son privados. ¿Por qué nos acaloramos al ver a alguien? ¿Dónde aparece la risa? ¿Detrás de qué se esconde la tristeza? ¿Existe un comportamiento social programado en nuestro cerebro? ¡Llegaron las respuestas! No se amontonen, es aquí: En busca de Spinoza: Neurobiología de la emoción y los sentimientos. 

No es un mapa a escala que guíe hacia la verdad o el amor. No es batidora de emociones. No es el trivial de la vida. Es el comienzo, la línea de salida de la ineludible y franqueable barrera del otro y del nosotros. Un libro en siete capítulos descubre que todo nace porque primero tenemos sentimientos. Antonio Damasio pelea con el árbol filosofía teniendo a la ciencia como daga. Dejar ver al final del bosque que la salvación humana se justifica biológicamente mediante la afectividad con el otro.

Finalmente, la solución de Spinoza implica que el individuo reflexione sobre la vida guiado por el conocimiento y la razón, en la perspectiva de la eternidad (de Dios o Naturaleza) y no en la perspectiva de la propia inmortalidad. Los resultados de este esfuerzo son complicados y difíciles de desmenuzar. La libertad es uno de los resultados, no del tipo que generalmente se comenta en las conversaciones de libre albedrío, sino algo mucho más radical: una reducción de las dependencias en las necesidades objeto-emocionales que nos esclavizan.

En busca de Spinoza lleva al entendimiento, desde la base hasta la cúspide, de todos los procesos que circunscriben a las emociones y a los sentimientos. El fundamento científico es su perspectiva, pero con un enfoque accesible a la masa. Permite acercarse a uno mismo,  como fin y camino para llegar a los demás. Es un acercamiento cognoscitivo para conseguir un equilibrio homeostático que concluya, a modo de cadencia, en la felicidad.

[youtube width=”600″ height=”365″ video_id=”PD4Mo4q0xgE”]

_______________
– Otros artículos de Ciencias.
– Otras recomendaciones de Libros

Continúa el camino...
Cien años de literatura a la sombra del Gulag (1917-2017)
Blancos contra rojos: la Guerra Civil rusa
«El mundo». Millás como la calle de tu infancia
¿Cómo se domina el mundo? Las claves de la geopolítica

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar