Home > Arte > Arquitectura > Le Corbusier

Le Corbusier

Pablo Casado Muriel
@pablo_casado

La arquitectura del siglo XX tiene entre sus principales referentes a Charles-Edouard Jeannerte, más conocido como Le Corbusier. Artista polifacético, pero que destacó sobremanera como arquitecto.

Le Corbusier 1

Las formas de Le Corbusier se basan en la arquitectura racionalista; el uso de materiales como el hormigón, la anteposición de la función formal, el colorido en la decoración, y el uso de las formas geométricas simples para el diseño. Entre los retos de la corriente racionalista está el buscar solución al gran aumento de población en este inicio de siglo y la consiguiente posible falta de viviendas (posible, porque a día de hoy, habida cuenta de la crisis, nos sobran; más bien faltan compradores).

El moduladorLe Corbusier expone en su obra teórica Los cinco puntos de una nueva arquitectura las bases de toda su creación. Entre ellas, las fachadas libres, sin función estructural y repletas de ventanas. Sin embargo su gran obra será Le modulor en la que intenta crear una arquitectura basada en las proporciones ideales del hombre.

Esta idea de “módulo” sumada al racionalismo arquitectónico conduce inexorablemente a viviendas diseñadas para un gran número de personas. Le Corbusier pudo poner en práctica sus teorías en la gran Unidad de Habitación de Marsella; un amplio edificio de hormigón, dispuesto casi a modo de estantería. Daría techo a 337 familias.

Lejos de esta idea de masificación, Le Corbusier diseña otras viviendas como Villa Saboya, donde pone en práctica el uso de pilotes con los que elevar la planta del edificio, dejando un espacio transitable entre el suelo y la casa.

Al final de su vida Le Corbusier aceptará reconstruir la capilla de Notre Dame du Haut, en Ronchamp, que había sido destruida durante la II Guerra Mundial. El arquitecto rompe con su obsesión por las superficies lisas y la homogeneidad.

Notre Dame du Haut presenta una planta asimétrica y la forma de su cubierta se inspira en el caparazón de un cangrejo. Los muros son independientes y realizados en hormigón. Este material permite abrir una gran cantidad de vanos que, sobretodo por su cara sur, inundan la capilla de luz y color.

Notre Dame du Haut

La figura de Le Corbusier es esencial para comprender los caminos de la arquitectura en el siglo XX, siendo el referente para el funcionalismo, precursor del arte bruto, y básico para todos los movimientos basados en la tectónica.

Continúa el camino...
Gino Bartali, el ciclista que salvó mil vidas y evitó una guerra
Miguel de Cervantes: honores al príncipe de las letras españolas
Hamlet
Hamlet: la valentía del ser o no ser
Graphiclassic: por el bien de la literatura

2 Responses

  1. Nacho

    Creo que se dice que Le Corbusier es el padre de la arquitectura moderna, o por lo menos uno de sus más importantes fundadores. Me llama mucho la atención que la línea de creación tenga de base algo como lo que el llama el “modulador” que recuerda del todo al canon de belleza de los griegos. De hecho, si no me equivoco, él se decía un admirador de el Partenón y demás. Entre ver bloques cuarteados de viviendas tipo Sanchinarro o Pocerolandia y búnqueres de hormigón como “unidad de habitación”, no hay sino una mínima diferencia.
    Para él, como para tantos otros, la solución estaba en la “armonía” que daba la geometría. Todo se reduce al encanto que da la matemática.

    Habrá que pensar si no iba desencaminado cuando decía que la ciudad se ha quedado demasiado vieja. Tal vez… Hoy vivimos en bloques, tan rápidamente montados como “legos”, en los que saludar al vecino, como decía Ratzinger, se ha convertido en una equivocación.

    Ojo a la cita del asceta Corbusier: “Trabajé por lo que más necesitan los hombres hoy: el silencio y la paz”.

    ¿Qué paz?

    1. Pablo

      Correcto todo el comentario. Incluso puedo añadir que Le Corbusier trabajo para la URSS con esta idea de casa “moduladas” fáciles de construir en masa, como lo que es el hombre en el comunismo, masa.
      En sus bloques también se proyectaban jardines, escuelas y casi todo lo necesario para que el hombre pudiera llegar a vivir en esos “bloques”.
      Fue solo una etapa en su trayectoria, pero es cierto que abre un camino que puede asemejarse a lo que vemos hoy en día en cualquier ciudad masificada.

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar