Home > Arte > La morena de mi copla

La morena de mi copla

Violeta Sánchez Hidalgo
@Papovav

Tríptico de la exposición / colección propia / Violeta Sánchez HidalgoEl verano malagueño está cargado de posibilidades. Puedes leer en la playa, hacer ruta por la montaña con los amigos… o visitar la exposición temporal de Julio Romero de Torres. El Museo Carmen Thyssen dejará que la visites y descubras al pintor cordobés hasta el 9 de septiembre.

“Julio Romero de Torres pintó las mujeres morenas con los ojos de misterio y alma llena de pena…”, pero sin caer en el tópico folclórico español, sino con la voluntad de crear una corriente estética propia y así consagrarse nada menos que como el maestro absoluto del simbolismo andaluz. La creación de un juego de luces entre los ropajes y la piel favorece la inquietud del cuadro, incrementada por el tratamiento de las manos femeninas, que siempre destacan o marcan una situación algo teatral: “…puso en sus brazos de bronce la guitarra cantaora, en su bordón hay suspiros y en su caja una dolora”.

Su mujer es “la de los rojos claveles, la de la reja florida, la reina de las mujeres. Morena, la del bordado mantón, la de la alegre guitarra, la del clavel español.” Esta copla refleja que el cordobés elevó la imagen de mujer andaluza a la categoría de símbolo erótico de una cultura. Pero sus Morenas van más allá de la mera sensualidad, porque son capaces de desgarrar una tensión unas veces perturbadora y otras inocente.

La Morena está “como escapada del cuadro en el sentir de la copla”, en un conjunto donde las figuras se sitúan, bajo un fondo paisajístico, desnudas y recostadas. Posiblemente herencia del Renacimiento de Tiziano que el pintor recabara en sus clases de la Escuela de Bellas artes de Córdoba.

“Toda España la venera y toda España la llora”. Tanto las mujeres burguesas y elegantes, como las más castizas y populares, fueron reflejo de la preocupación del pintor por la mujer de principios de siglo. Esta admiración del pintor por la mujer se trasladó de ella al pintor; fue tanta que incluso las familias mandaban hacerse un retrato por el prestigio que suponía. “…trenza con su taconeo la seguidilla de España en su danzar es moruna en la venta de Eritaña”. En realidad, la Morena de Julio Romero es la morena actual, porque el pintor no sólo reflejó el estilo de un tiempo. Retrató el sentir y la fuerza de una forma de vivir: la española.

Continúa el camino...
Algo cambió aquella noche
Javier Fernández: “Y a Sochi a por una medalla”
Los amigos de mis amigos no son mis amigos
Movember’13

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar