Home > Arte > Miguel de Cervantes: honores al príncipe de las letras españolas

Miguel de Cervantes: honores al príncipe de las letras españolas

Miguel de Cervantes

Pablo Casado Muriel
@pablo_casado


Vivimos el cuarto centenario de la muerte de Miguel de Cervantes. Como ya saben,  coincide con el aniversario luctuoso del fallecimiento de otro genio de la literatura universal, William Shakespeare. Como en España somos “muy españoles y mucho españoles” –que diría Rajoy–, y los somos para todo, desde el primer momento hemos convertido esta coincidencia en una bonita manera de lanzarnos piedras sobre nuestro propio tejado comparando los programas de uno y otro país para honrar y conmemorar la figura de estos dos escritores.

Son ya decenas los artículos que podemos leer en los que se critica a prácticamente todas las instituciones culturales del Estado por su mala gestión de este IV aniversario. Un tiempo y un papel que bien podrían haber invertido los abajo firmantes en analizar y loar la figura del Manco de Lepanto. Pues bien, como no quiero caer en el mismo error, o en el mismo amago de superioridad intelectual, me serviré del espacio que aquí tengo para honrar, no ya a Miguel de Cervantes, sino a la Biblioteca Nacional de España. Una institución  (pública, por cierto) que ha organizado una de las exposiciones más amplias e importante sobre la figura y la obra de aquel que concibió a El Quijote, las Novelas Ejemplares y un amplio y celebrado etcétera.

Bajo el título Miguel de Cervantes: de la vida al mito (1616-2016) se nos propone un recorrido por la vida del autor y que se presenta divido en tres grandes bloques, Un hombre llamado Miguel de Cervantes, Un retrato llamado Miguel de Cervantes y Un mito llamado Miguel de Cervantes. Una organización que pretende poner el foco de atención, también lo vemos en el propio nombre de la muestra, en la creación del mito cervantino. La construcción de una figura, prácticamente legendaria, en base a los escasos datos que conocemos de la vida de aquel soldado, recaudador de impuestos y escritor.

El camino que arranca con el mayor compendio realizado hasta la fecha de documentos manuscritos por el propio Cervantes, la mayoría de ellos de carácter burocrático, de cuando su faceta de recaudador de impuestos, pero destacando el documento firmado por el autor en el que se pide licencia para imprimir la primera parte del Ingenioso hidalgo, allá por 1605. Sigue adelante con la participación de Cervantes en la Batalla de Lepanto, “la más alta ocasión que vieron los siglos pasados, los presentes, ni esperan ver los venideros”; nos recuerda el cautiverio en Argel y sigue adelante hasta mostrarnos la escueta nota en la que quedará escrita la fecha de la muerte de Miguel de Cervantes en los libros de defunción del Convento de las Trinitarias de Madrid.

Miguel de Cervantes

Es en este primer bloque temático en el que se inscribe el amplio repaso a la creación literaria de Cervantes, primeras ediciones del Quijote, versos, obras de teatro, y una interesante relación de la pugna, personal y literaria, que mantuvieron el príncipe de las Letras y el fénix de los Ingenios. Lope de Vega y Miguel de Cervantes, enfrentados y reconciliados.

La segunda parte de la exposición gira sobre el retrato de Cervantes que se creé pintó Juan de Jáuregui, y las decenas de “caras” que se le han ido imaginando al autor español a través, muchas de ellas, de la descripción que el mismo realizó en el prólogo de las Novelas Ejemplares: “Éste que veis aquí, de rostro aguileño, de cabello castaño, frente lisa y desembarazada, de alegres ojos y de nariz corva…”.

Cerramos la visita con repaso a la creación del mito cervantino. La figura de Cervantes, ya prácticamente unida a la de don Quijote, como símbolo de España en lo bueno y en lo malo. En este último tramo encontramos un merecido homenaje a todos aquellos cervantistas que tanto han hecho por encumbrar, recordar y analizar la vida y obra del más grande de los escritores, del padre de la novela moderna.

Precisamente, la Biblioteca Nacional ha conseguido que uno salga de la exposición con la sensación de haber profundizado en un mito, en una leyenda. Por suerte, Miguel de Cervantes es mucho más que eso, y sirve con abrir cualquiera de sus obras para sumergirse en un universo en el que los personajes, la libertad y la vida son protagonistas, y en la que el lector siempre tendrá la última palabra. Basta volver al prólogo de las Ejemplares: “y si bien lo miras, no hay ninguna de quien no se pueda sacar algún ejemplo provechoso”.

Felicitando pues a la BNE por su maravilloso trabajo, sirva esta reseña para reconciliar a aquellos que creen que no se ha hecho lo suficiente para recordar a Miguel de Cervantes con las instituciones del país. Se puede hacer más, es posible, pero creo sinceramente que no mejor.

Información de interés

Título: Miguel de Cervantes: de la vida al mito (1616-2016)

Lugar: Sala Recoletos de la Biblioteca Nacional de España

Horario: de lunes a sábado de 10 a 20 h.
Domingos y festivos de 10 a 14 h.

Fecha: hasta el 22 de mayo

Entrada gratuita

Continúa el camino...
Gino Bartali, el ciclista que salvó mil vidas y evitó una guerra
Hamlet
Hamlet: la valentía del ser o no ser
Graphiclassic: por el bien de la literatura
Santiago y Ahab

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar