Home > Arte > Firmado: Miguel de Unamuno

Firmado: Miguel de Unamuno

Andrea Reyes de Prado
@AndreaRdP


¿Qué relevancia pueden tener las aficiones de un escritor? ¿Qué interés, más allá de la mera curiosidad, puede suscitar si los domingos por la mañana paseaba, si jugaba al ajedrez o a las cartas, si escuchaba ópera o blues en su despacho…? Más relevancia e interés de los que pueda parecer. Todo lo que hacemos es un reflejo de todo lo que somos, y uno de los mejores espejos que tenemos para averiguar cómo somos se encuentra escondido, precisamente, entre nuestras aficiones favoritas. Reflexionar acerca de aquellas cosas que voluntariamente elegimos para ocupar nuestro tiempo; por qué las hemos escogido y qué nos aportan, dirá con seguridad más acerca de nuestra persona que el lugar donde hayamos nacido. Si hablamos, dicho esto, de las aficiones de uno de los más grandes literatos de nuestra Historia, don Miguel de Unamuno, no podrá negarse que esa relevancia e interés que mencionaba al principio se cumplen.

La Biblioteca Nacional de España expone, durante este verano en Madrid, una breve pero intensa exposición cuyo título irradia carácter y mucha personalidad: Yo, Unamuno; dedicada a una de las mayores aficiones del literato: la correspondencia. El nombre de la sala donde se encuentra (algo escondida en la planta inferior del Museo), la Sala de las Musas, no puede ser más apropiado para generar en el espacio un aura de intelectualidad, inspiración e intimidad; pues no dejan de ser cartas personales el objeto protagonista de esta muestra. Ordenadas en cinco secciones (El Unamuno íntimo, El Unamuno político, Unamuno y el teatro, Unamuno y la poesía y Unamuno, novelista y ensayista), correspondientes a cinco vertientes diferentes del escritor, se exponen cartas escritas por Unamuno a familiares, amigos, políticos o literatos, como es, por ejemplo, el caso de Francisco Fernández Villegas a quien, en junio de 1899, cuenta: “Desde algún tiempo venía elaborando silenciosamente poesías y hoy que tengo una coleccioncita de ellas –las más inéditas– pienso en publicarlas”.

Unamuno

Uno de los aspectos más interesantes es descubrir cómo, según la confianza depositada en el receptor de sus epístolas, Unamuno emplea un tono más o menos personal, trata temas más o menos íntimos y la extensión de las cartas es más o menos extensa. Aunque, quizás, el aspecto que más llama la atención es la limpieza –pese al paso del tiempo, que lo envejece y revaloriza todo al mismo tiempo– del papel convertido en misiva. La caligrafía es sencilla pero elegante, las líneas son rectas pese a no estar, en su gran mayoría, el papel cuadriculado, y apenas encontramos palabras tachadas o corregidas. Sin duda alguna, la literatura, que en Unamuno habitaba mente y cuerpo, influía inevitablemente en la escritura de unos textos que, aunque no la necesitaban, no podían ignorarla.

La epistolomanía del escritor, reconocida por él mismo, es protagonista de esta exposición, pero además de las cartas podemos admirar manuscritos de algunas de sus obras, como De Fuerteventura a París: diario íntimo de confinamiento y destierro vertido en sonetos o El Otro, así como algunos de sus dibujos y una selección de sus conocidas figuras de papel, otra afición que nos reafirma en la idea de que Unamuno estaba ligado de forma irrevocable al mundo de las letras. Asimismo, a lo largo de la muestra tenemos a nuestra disposición una cronología, también ordenada por etapas, y una serie de grabaciones audiovisuales que nos ayudan a acercarnos más a la figura de Miguel de Unamuno, al hombre, al escritor y al ferviente epistolómano. Pedro Calderón de la Barca es el autor de los siguientes versos, versos que podrían referirse al propio Unamuno y a esa materialización del pensamiento que la mano convierte en texto escrito:

Y, en fin, inquieto y violento

por donde quiera que voy.

Soy todo y nada, pues soy

el humano pensamiento.

Mira si bien me describe

variedad tan singular,

pues quien vive sin pensar

no puede decir que vive.

Información de interés

Lugar: Sala de las Musas, Museo de la Biblioteca Nacional de España

Fecha: 9 de junio – 20 de septiembre de 2015

Horario: 10:00 – 20:00 h (de martes a sábado), 10:00 – 14:00 h (domingos y festivos)

Precio: entrada gratuita

Sitio web

 

Continúa el camino...
Libros para cuando navegar
Cartas desde Alejandra Pizarnik
Cuatro luces de la literatura europea
Vincent

Deja un comentario

Este sitio emplea cookies propias y de terceros para mejorar su calidad. Si continúa navegando o utiliza el scroll de navegación vertical, aceptará implícitamente el uso de Cookies. Puede consultar más datos en nuestra Política de Cookies

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar